Sabias compañías

· Libros, Oxígeno, Pensamientos
Autores

Nuestros padres, nuestros compañeros de clase, los amigos… Dicen que todas nuestras relaciones, bien (o mal) amalgamadas, van forjándonos el carácter y reafirman nuestra personalidad, gustos, temple y preferencias.

Ayer un personaje de un libro, en su parla interna, describió un rasgo de mi personalidad:

[…] por lo general tiendo a rehuir el conflicto, me parece que exige demasiada energía.

Muerte contrarreloj. Jorge Zepeda Patterson. Destino. Barcelona, 2018. Página 97.

Y me dejó un buen sabor de boca y un gran sentimiento de gratitud: ¿Y si todos los personajes que han habitado en mí, aun en los recovecos del olvido, me han ayudado a construirme como persona?

Libros, autores, personajes: Gracias, mis sabias compañías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: