La contención del odio

· Libros, Pensamientos
Autores

Contener el odio hace que éste se convierta en veneno. Te corroe por dentro. Creemos que el odio es un arma que ataca a la persona que nos hace daño, pero el odio es una espada de doble filo. Y el daño que hacemos, nos lo hacemos a nosotros mismos.

Las cinco personas que encontrarás en el cielo. Mitch Albom. Círculo de Lectores. Barcelona, 2004. Página 168.


Estoy convencido de que el odio es un mal combustible para la vida. No sólo arde mal, sino que lo hace donde no toca: en el corazón de uno.

Mas la opción de liberarlo también es dañina; primero porque ha habido que crearlo y gestarlo antes; y segundo, porque le concede un oxígeno, una vida, que no le debería corresponder.

Es mucho mejor mutarlo antes de que llegue a aparecer, darle rutas de transformación antes de que cobre vida… Y si no sabemos convertirlo en una entidad virtuosa, al menos no fabriquemos un monstruo dañino y glotón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: