Somos un todo

· Libros, Pensamientos
Autores

Es cierto, somos un todo, y muchas veces no lo queremos asumir. Nos empecinamos en dividirnos en dos, cuerpo y cerebro. Y solemos negar una parte de nosotros cada vez que actúa la otra. Es como si no supiésemos formar un equipo, una aleación, por el simple hecho de que ya hemos decidido con qué parte nos sentimos más cómodos (nos identificamos), desdeñando la otra.

¿Por qué? Tal vez sea por

una cuestión social, pero lo cierto es por la calle veo personas que se mueven en uno de los dos extremos de esta polaridad, bien son completamente craneales, bien son sólo un amasijo de materia corpórea (casi una cosificada cosa, valga la aliteración).

¿Y?

Pues eso, que se requiere un poco de fuerza para aplicar la maña; y que a la fuerza pura muchas veces le hace falta un poco de inteligencia para ser efectiva.

O, dicho de otro modo:

—El conocimiento es un arma, Jon. —El maestre Aemon se limpió la nariz—. Aseguraos de ir bien armado antes de entrar en combate.

Danza de dragones. George R. R. Martin. Gigamesh. Barcelona, 2012. Página 138.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: