La fiesta de la insignificancia

· Libros, Oxígeno
Autores

La mayoría de nosotros, si somos conscientes, gozamos con lo inútil y lo insignificante. Es parte importante del motor de nuestra vida (si no el combustible).

He de reconocer que siempre he cultivado el arte de lo insignificante. Y no sé si decir esto con orgullo o desazón. Simplemente es lo que me ha ocurrido durante toda la vida.

Ahora veamos la insignificancia bajo el prisma de Kundera (artista de la filosofonarrativa, si es que existe este género):

Ahora en cambio, veo la insignificancia bajo una luz totalmente distinta de la de entonces, bajo una luz más fuerte, más reveladora. La insignificancia, amigo mío, es la esencia de la existencia. Está con nosotros en todas partes y en todo momento. Está presente incluso cuando no se la quiere ver: en el horror, en las luchas sangrientas, en las eones desgracias. Se necesita con frecuencia mucho valor para reconocerla en condiciones tan dramáticas y para llamarla por su nombre. Pero no se trata tan sólo de reconocerla, hay que amar la insignificancia, hay que aprender a amarla. Aquí en este parque, ante nosotros, mira, amigo mío, está presente con toda su evidencia, toda su inocencia, toda su belleza. Sí, su belleza. Como has dicho tú mismo: la animación es perfecta, y totalmente inútil, los niños que ríen, sin saber por qué, ¿acaso no es hermoso?

La fiesta de la insignificancia. Milan Kundera. Tusquets. Barcelona, 2014. Página 135.


Un poco más abajo, el texto sigue con:

Respira, D’Ardelo amigo mío, respira esta insignificancia que nos rodea, es la clave de la sabiduría, es la clave del buen humor.

Y aquí el dedo del traductor pisó mal la tecla coma. Tendría que haberse colado después de D’Ardelo, y quedar así:

Respira, D’Ardelo, amigo mío, respira esta insignificancia que nos rodea, es la clave de la sabiduría, es la clave del buen humor.


Ahora, dicen, estamos enlazados como mucho a una distancia de siete niveles, me gustaría llegar a cualquier escritor o editorial que necesite una lectura profesional o corrector de textos. Ya sabes, si acabas de leer esta entrada, te ha gustado y quieres ser mi primer nivel de transmisión, por favor, da un salto. Quizá en breve haya llegado hasta alguien a quien le pueda ser útil.

Ponga un corrector en su vida, sus textos se lo agradecerán.

Ponga un corrector en sus textos, su vida se lo agradecerá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: