Y que me perdone Morphy

· Ajedrez
Autores

Dicen los entendidos en materia de cálculo que las variantes más fáciles de calcular son las forzadas. A veces, incluso una secuencia forzada de muchos movimientos es sencilla de calcular cuando todas las jugadas son jaques (las más fuertes en ajedrez, porque obligan al adversario).

Morphy - Murian. Nueva Orleans, 1866. Las blancas juegan y ganan.

Morphy – Murian. Nueva Orleans, 1866. Las blancas juegan y ganan.

En la posición siguiente, Morphy – Maurian. Nueva Orleans, 1866, el campeón norteamericano juega con blancas una combinación expeditiva. La posición es «muy Morphy»: rey a cubierto, torres en columnas abiertas y piezas activas. Osea, las blancas han entregado mucho material a cambio de mucho desarrollo. Como la energía ni se crea ni se destruye, Morphy la transforma en ataque. Es decir, el potencial de combustión de las piezas móviles blancas es muy elevado (queroseno); mientras que las negras no han hecho otra cosa que apilar madera mojada.

En estas circunstancias, las blancas están dispuestas a encender una cerilla cerca del rey negro. 1 Txe7+!, a lo que siguió 1 … Cxe7 2 Ah6+!! Dxh6 3 Df7++. Una variante corta, bonita y sencilla de calcular.

Las negras, por supuesto, pueden alargar o acortar la agonía al principio, pero no evitarla.

Por ejemplo:

a) 1 … Rf6 2 Ag5++.

b) 1 … Rf8 2 Ad6+! Af5 (si 2 … Cf6 3 Txf6! Dxf6 4 De8++) 3 Txh7+ Re8 4 Dxg6+ Rd8 (o 4 … Axg6 5 Tf8++) 5 Ac7+ Rc8 6 De8++.

Por otra parte, en lugar de 2 … Dxh6, podrían haber muerto con 2 … Rg8 3 Tf8++.

Durante la solución de este problema (tomado de Juega al ajedrez como los campeones, uno de los pocos libritos de Guil Russek de los que me compré en México y que salieron vivos de los dientes rabiosos de mi perro [el pobre nunca había roto nada —nunca más lo ha vuelto a hacer— y sólo seleccionó los libros mexicanos para demostrarme que no estaba conforme con mi ausencia de casa durante casi dos semanas]) vi otra solución (para variar) a la propuesta por Morphy. La variante más larga consta de un movimiento más que en el original:

1 Ah6+!! Cxh6 (ya que 1 … Dxh6 2 Tf7++) 2 Txe7+, y ahora:

a) 2 … Df7 3 Tfxf7+ (también funciona con 3 Texf7+) 3 … Cxf7 (a 3 … Rg8, valen tanto 4 Te8++ como 4 Dg5++) 4 Txf7+ Rg8 5 Tf6!, y mate a la siguiente.

b) 2 … Cf7 3 Tfxf7+ Rg8 (si capturamos con la dama perdemos como en la variante a) 4 Df3! (se amenazan dos mates: en ‘e8’ y en ‘f8’). Lo más lógico aquí es 4 … Af5, porque de momento se impiden ambos mates, pero: 5 Txf5 Ca6 (todo es insuficiente) 6 Db3+ De6 7 Dxe6++.

c) Y por último: 2 … Rg8 3 Te8+! Dxe8 (si 3 … Rg7, 4 De5+, y mate a la siguiente) 4 Dxe8+ Rg7 5 De5+ Rg6 6 Tf6+ Rg7 7 Dg5++.

Y así, descubriendo variantes que nunca se recogen en los libros, es como hace años se creó el germen de lo que fue luego el proyecto El peón espía, la última editora de la revista Jaque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: