Máximas decisiones

· Inicio, Pensamientos
Autores
El David de Francesc Marco, técnica mixta sobre tabla, 104 x 80 cm. Imagen tomada de http://francescmarco.com.

El David de Francesc Marco, técnica mixta sobre tabla, 104 x 80 cm. Imagen tomada de http://francescmarco.com.

Queramos o no, nos pasamos toda la vida tomando decisiones, desde las más simples a las más complejas.

Aun los perezosos deciden: ¡permitir que los demás decidan por ellos!

Cuando era joven e inexperto (y todavía atesoraba ciertas capacidades inciertas) empecé a darme cuenta de que tomaba malas decisiones cuando estaba cansado. De modo que me puse a meditar sobre el asunto y empecé a crearme mi propio decálogo (mis máximas) de la decisión:

Nunca tomes una decisión importante si estás cansado.

Poco a poco, observando y observándome, fui ampliando esta primera máxima:

Nunca tomes una decisión importante si te encuentras nervioso.

Nunca tomes una decisión importante si te sientes angustiado.

Nunca tomes una decisión importante estás enfermo.

Nunca tomes una decisión importante si te encuentras enfadado.

Nunca tomes una decisión importante si no puedes pensar con claridad.

Nunca tomes una decisión importante si no dispones del tiempo necesario.

Como es obvio, la lista iba engrosándose con el tiempo (y la acumulación de errores), hasta que un día di con una fórmula «compendiosa» que se refleja en el siguiente corolario:

Nunca tomes una decisión importante si no te encuentras bien y no puedes pensar.

Aquí cabe todo, se recoge casi desde los enfados hasta la angustia, desde los nervios hasta el agotamiento, desde el optimismo efervescente a la depresión subterránea.

No sé si les habrá ocurrido a ustedes, pero en mi vida ha habido días en los que se han activado unos extraños mecanismos que me han llevado de un error a otro casi de forma encadenada (e imparable). Esos días, por fortuna, también terminan (aunque dejen sus secuelas); y enseñan muchísimo sobre los errores encadenados. Una mala decisión invita a la siguiente, la siguiente a la que le sigue en la cola, la otra a la despistada que tiene detrás, etcétera. Ahora, cuando me sucede eso (ya sólo cuando empieza a ocurrirme), cierro la puerta y dejo de tomar decisiones y busco un estado (encontrarme bien) que me permita adoptar una postura apropiada a lo que está sucediendo a mi alrededor.

Hace nada, leyendo al gran Stefan Zweig, me topé con una gota de sabiduría que me hizo volver a reflexionar sobre el complejo mundo de la toma de decisiones…

—¡Silencio! —repitió—. En el espanto, los niños gritan, pero los hombres reflexionan. Sentaos y deliberemos. El espíritu está más dispuesto cuando el cuerpo descansa.

El candelabro enterrado. Stefan Zweig. Acantilado. Barcelona, 2007. Página 20.


Libreta-estuche de Etién, confeccionada en La plastiquería.

Libreta-estuche de Etién, confeccionada en La plastiquería.

Esta entrada se la dedico a Francesc Marco y a Alicia Arnau, dos grandísimas y talentosérrimas personas con quienes estuve hablando sobre la toma de decisiones y mis máximas hace unas pocas semanas. Sus aportaciones fueron valiosas, como siempre. En el taller de plástica de Alicia (La plastiquería, Burjasot, Valencia) es donde mis hijos han desarrollado su creatividad durante años.

Al principio, Alicia les entrega una libreta de ideas, para que los niños desarrollen sus propias actividades y trabajen en aquello que les interesa. Los resultados son sorprendentes, pues los niños sacan de sí mismos muchísimo más de lo que se imaginaban.

También les dedico esta entrada a mis hijos, Etién y Leire, por sus grandes aportaciones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: