Las gallinas tardaron un siglo en aprender a no cruzar la calle

· Inicio, Pensamientos
Autores
Imagen obtenida de http://alma-vita.ru/

Imagen obtenida de http://alma-vita.ru/

Nunca he ayudado a ninguna gallina a cruzar la calle (tampoco sé si se terciará la ocasión), de modo que nunca sabré de primera mano si éstas ya saben que no deben cruzar la calle si el semáforo está en verde para los automóviles… No obstante, parece que Umberto Eco sí que tuvo que enseñarle el código de circulación a algunas gallinas despistadas. De ahí que bautizaran el tercer capítulo de Nadie acabará con los libros de ese modo.

Con ese título —metafóricamente— se preguntan si los avances tecnológicos corren más rápidos que nuestras adaptaciones a ellos. Pensemos un poco también nosotros:

Y además, ¿podemos adaptarnos de verdad a un ritmo que está acelerando de forma tan injustificada? Por ejemplo, el montaje cinematográfico. Con los vídeos musicales hemos llegado a un ritmo tan rápido que ya no podemos correr más. Acabaremos no viendo nada.

Jean-Claude Carriere, en Nadie acabará con los libros. Jean-Philippe de Tonnac, Umberto Eco y Jean-Claude Carriere. Lumen. Barcelona, 2010. Páginas 45 y 46.

En las películas de acción norteamericanas, o en las supuestas tales que vemos hoy en día, ningún plano debe durar más de tres segundos. Se ha convertido en una especie de regla.

Jean-Claude Carriere, en Nadie acabará con los libros. Jean-Philippe de Tonnac, Umberto Eco y Jean-Claude Carriere. Lumen. Barcelona, 2010. Página 46.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: