Demostraciones tecnológicas

· Inicio
Autores

El lunes pasado estuvimos hablando un poco sobre los libros y la tecnología. Vamos a ampliar un poco algunos conceptos que se tratan en Nadie acabará con los libros.

Ahora, cada vez que aparezca una nueva tecnología, intentará demostrar que quebrantará las reglas y los límites que ha encontrado cualquier otra tecnología anterior. Se presentará orgullosamente como única. Como si una nueva tecnología comportara, de manera automática, la capacidad natural, en sus nuevos usuarios, de omitir cualquier proceso de instrucción. Como si llevara dentro de sí un nuevo talento. Como si fuera a barrer todo lo que la precede, transformando al mismo tiempo en rezagados analfabetos a todos los que osaran rechazarla.

Jean-Claude Carriere, en Nadie acabará con los libros. Jean-Philippe de Tonnac, Umberto Eco y Jean-Claude Carriere. Lumen. Barcelona, 2010. Páginas 42 y 43.

Quienes quieran indagar un poco más sobre los argumentos de estos autores, deberían leerse el capítulo No hay nada más efímero que los soportes duraderos, donde, entre otras cosas, los autores nos plantean: «¿cómo hacerse, hoy en día, una videoteca? ¿Qué soporte elegir? […] El siglo xx es el primer siglo que deja imágenes en movimiento de sí mismo, de su historia, y sonidos grabados, pero en soportes que aún no son seguros. Es extraño: no tenemos ningún sonido del pasado» (página 35).

Un poco antes (páginas 22 y 23), Eco nos habla sobre lo natural que es escribir (y leer):

Una de mis pequeñas y amadas libretas de andar por casa, en cuyas páginas duermen gran parte de mis ideas.

Una de mis pequeñas y amadas libretas de andar por casa, en cuyas páginas duermen gran parte de mis ideas.

En un momento determinado los hombres inventan la escritura. Podemos considerar la escritura como la prolongación de la mano, y en este sentido tiene algo casi biológico. Se trata de una tecnología de comunicación inmediatamente vinculada al cuerpo. Una vez inventada, ya no puedes renunciar a ella. Una vez más, es como haber inventado la rueda. Las ruedas de hoy siguen siendo las de la prehistoria.

Al contrario, nuestras invenciones, cine, radio, ciberespacio, no son biológicas.

Jean-Claude Carriere, en Nadie acabará con los libros. Jean-Philippe de Tonnac, Umberto Eco y Jean-Claude Carriere. Lumen. Barcelona, 2010. Páginas 22 y 23.

Espero que algo de todo lo que he transcrito os haya movido a la reflexión. Si es así, ya me doy por satisfecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: