Tamerlán

· Здравствуйте!
Autores
Tamerlán, imagen tomada de http://www.biografiasyvidas.com/.

Tamerlán, imagen tomada de http://www.biografiasyvidas.com/.

Nuestra profesora de ruso, Марина, siempre suele dejarnos pinceladas de cultura rusa. Estoy completamente de acuerdo con ella, no hay mejor manera de entender un idioma que respirarlo, verlo, amarlo, oírlo, olerlo, leérselo y comérselo. Y sentir sus pasiones y sus miedos.

Hace un par de semanas fui a pintarle el comedor a mi abuela paterna y, hablando sobre el porqué del ruso, me dijo que a ella le había gustado mucho El correo del zar. Entró en los pormenores de la historia (sorprendente, pues hacía años que la había leído, y ya tiene 93), me dijo que estaba muy bien escrita, que le había apasionado, mas… ¡no se acordaba del autor! De modo que empecé a bucear y di con Miguel Strogoff, de Julio Verne (El correo del zar para mi abuela, seguramente porque se llevó al cine bajo este título), un novelista que me gusta especialmente porque, además de narrar una aventura, instruye y enseña. Entre otras cosas, hay bastantes referencias a Omsk (Омск, la ciudad natal de Марина), pero no me quería centrar en eso, pues ha aparecido un personaje histórico, Tamerlán, sobre el cual nos habló nuestra profesora unas clases atrás:

Este kanato de Bujará se extiende de Norte a Sur, entre los paralelos treinta y siete y cuarenta y uno, y de Este a Oeste, entre los meridianos sesenta y uno y sesenta y seis […]. Posee 19 ciudades considerables: Bujará, ceñida por una muralla que mide más de ocho millas inglesas, flanqueada de torres, ciudad gloriosa que fue ilustrada por Avicena y otros sabios del siglo x, considerada como el centro de la ciencia musulmana y situada entre las más célebres de Asia central; Samarcanda, donde se encuentra la tumba de Tamerlán y el famoso palacio donde se guarda la piedra azul sobre la que debe ir a sentarse a su advenimiento cada nuevo kan, defendida por una ciudadela extraordinariamente fortificada […]. Este kanato de Bujará protegido por sus montaña, aislado por sus estepas, es pues un estado verdaderamente temible y Rusia tendría que enfrentarse a él con una fuerza importante.

Miguel Strogoff. Julio Verne. Anaya. Madrid. 2000. Páginas 30 y 31.

El vasto imperio de Tamerlán según la Wikipedia.

El vasto imperio de Tamerlán según la Wikipedia.

Ciertamente, parece que no hemos ampliado mucha información sobre quién fue Tamerlán, pero, como siempre, los libros contienen mucha magia: hay un pie de página aclaratorio que nos revela algo más de este personaje histórico. Vuelvo a copiar (nota editorial): «Timur Lang, el Cojo, o Tamerlán (1336-1405) fue un conquistador tártaro que llegó a formar un gran imperio. Se proclamó heredero y continuador de Gengis Kan, recorriendo durante 35 años el Medio y Próximo Oriente realizando estragos donde pasaba. Estableció la capital en Samarcanda, pero a su muerte su gran imperio se desintegró entre sus hijos y nietos». Miguel Strogoff. Julio Verne. Anaya. Madrid. 2000. Páginas 30 y 31.

Bien, hasta ahora nos hemos centrado un poco en Tamerlán, empero ¿quién es Miguel Strogoff?:

—¿Lo conoces?

—Personalmente, y varias veces ha efectuado con éxito misiones difíciles.

—¿En el extranjero?

—En la misma Siberia.

—¿De dónde es?

—De Omsk. Es siberiano.

—¿Tiene sangre fría, inteligencia, valor?

—Sí, señor, tiene todo lo necesario para triunfar donde otros quizá fracasarían.

—¿Edad?

—Treinta años.

—¿Es un hombre vigoroso?

—Señor, puede soportar hasta los últimos límites el frío, el hambre, la sed, y la fatiga.

—¿Tiene un cuerpo de hierro?

—Sí, señor.

—¿Y un corazón…?

—Un corazón de oro.

—¿Se llama…?

—Miguel Strogoff.

Miguel Strogoff. Julio Verne. Anaya. Madrid. 2000. Páginas 33.

Por supuesto, me gusta leer novelas situadas en Rusia, tanto por sus autores como por otros que no hayan nacido allí. Esta costumbre (alejamiento, acercamiento) la llevo arraigada desde hace tiempo. Ambos enfoques, creo, producen aportes interesantes. Los propios escritores rusos, asumiéndola, hablan sobre su cultura; los no rusos pueden (y suelen) describir lo que más les sorprende del pueblo ruso, lo que más les llama la atención y difiere entre los dos mundos.


Esta entrada se la dedico a mis sufridas compañeras de ruso, y a nuestra profesora, Марина, que tanto empeño pone en que aprendamos.

Por cierto, me temo que hoy en día al bueno de Julio Verne no le dejarían escribir tanto, tanto y tanto sobre historia, cultura, geografía, etcétera en sus novelas. En la actualidad (¡dinamismo, rapidez, hipervínculo!), para mucha gente aventura (acción) implica que en la primera página le hayan cortado la pierna a alguien, que en la tercera ya se hayan producido tres o cuatro asesinatos… (en el cine también ocurre lo mismo). La gente parece huir (incomprensiblemente) de la información y de la descripción. De hecho, creo que piensan: «Si la historia sigue un curso lento, ¡bostezo!».

1 comentario

Comments RSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: