Cualidades

· Inicio, Pensamientos
Autores

«Solemos compararnos con los demás… Cuando lo hacemos, comparamos nuestros defectos con las virtudes que poseen las demás personas. Y, obviamente, siempre salimos perdiendo».

Estas palabras sabias —tan ciertas como certeras— me las dijo, hace ya un par de años, el bueno de Javier Iriondo mientras lo entrevistaba para un programa de radio (Doble Jaque, de la extinta emisora de ajedrez Jaque Continuo). Desde entonces, cada vez que oigo a alguien lamentándose por lo que otros han logrado, trato de rescatarlas, no sé si para ayudar a  mi interlocutor —a veces socio abonado del Club de la Queja— o para oírlas yo, y evitar caer en la trampa de la comparación, o como simple y sano recordatorio.

Si ampliamos el alcance de la comparación, podemos llegar fácilmente a la envidia. Y aquí también merece la pena recordar lo siguiente (o reflexionar sobre ello):

cualidades¿Por qué será que siempre envidiamos a otros? ¿Por qué nunca nos damos cuenta de nuestras propias cualidades?

Fruits basket 2. Natsuki Takaya. Norma. Barcelona, 2007. Página 54.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: