Los domadores de las leonas

· Balompié
Autores
A la izquierda, Sergio Fernández, primer entrenador. A la derecha, Mario Gómez, segundo de a bordo. El titulo de le entrevista : Los domadores de las leonas se confiesan.

A la izquierda, Sergio Fernández, primer entrenador. A la derecha, Mario Gómez, segundo de a bordo.

Artículo de Pepe García

Viernes tarde. Poco más de media hora resta para que las chicas que pertenecen al A de fútbol 8 del Valencia Femenino salten al césped de Beniferri para su habitual segundo entrenamiento semanal, con la mirada ya puesta en el siguiente partido de liga. Este domingo toca madrugar otra vez. Debemos viajar a Carcaixent y ganar fácil, pues en principio se trata de un rival que se antoja idóneo para comenzar con victoria la segunda vuelta del campeonato, donde, con optimismo, se aspira a todo.
Precisamente, es ahora que alcanzamos el ecuador de la temporada el mejor momento para el análisis, para hacer un balance de lo acontecido hasta hoy con Sergio y Mario, sus entrenadores. Nos dirigimos hacia las gradas buscando tranquilidad, nos sentamos en el frío y duro cemento, y aguantamos estoicamente el frescor del viento que corre en el ya famoso microclima de Beniferri.

Debo reconocer su total predisposición a realizar esta interview con ellos, no han puesto pega alguna. Transmiten vitalidad, dinamismo, ilusión, ganas de comerse el mundo con su juventud. Se nota a la legua su pasión por todo lo que rodea al mundo del fútbol. Además lo más importante para mí, se les nota contentos y orgullosos de poder entrenar a sus «leonas», calificativo con el que han bautizado a las niñas. Contagian su complicidad hacia el grupo que con tanto mimo entrenan. Comenzamos a charlar.

Pepe: Primeramente, gracias por acceder a conoceros mejor y saber vuestras impresiones del equipo. Hablad un poco sobre vosotros.

Sergio: Bueno, ésta es ya mi novena temporada entrenando equipos y la primera entrenando un femenino. La verdad es que llevo mucho recorrido en el fútbol. Llevo jugando desde los 5 añitos. Toda mi vida gira en torno al fútbol, de hecho tengo un hermano jugando en tercera división, en el Deportivo de Ciudad Real. Al lado de mi pueblo, Puertollano, donde tengo media familia allí.

Pepe: El pueblo de Cañizares…

Sergio: Exacto, Cañizares.

Mario: Y de Rivera…

Sergio: También.

Pepe: Y tú, Mario, cuenta un poco.

Mario: Éste es mi séptimo año, también, entrenando y, como Sergio, es el primero en femenino. También empecé a jugar desde muy pequeñito, 5 añitos.

Pepe: La verdad es que se os nota mucha calidad con el balón, las niñas se quedan a veces flipando con vuestras jugadas. Tenéis toque, se nota que habéis jugado al fútbol.

Mario: Poquito, poquito… [entre risas].

Sergio: Sí, sí, hay calidad…

Mario: Bueno, y aparte de ser entrenador tengo la carrera de magisterio infantil y actualmente estoy trabajando en un colegio céntrico, por la Plaza España, soy tutor de una clase de 4º de primaria en Nuestra Señora del Socorro…

Pepe: Ah, sí, conozco ese colegio. pegado a la iglesia. Hace años Lorena jugó al basket contra ellos con el colegio, un patio pequeño.

Mario: Así es. En efecto, el colegio pertenece a la parroquia.

Pepe: Con respecto al fútbol, ¿qué tipo de titulación tenéis para entrenar?

Sergio: Yo tengo los dos primeros niveles, el N1 y el N2, y ahora mi intención es sacarme en intensivo el nivel 3, puesto que como tengo la prueba de madurez ya hecha ―ya que hice un grado superior de administrativo en jesuitas―, pues me sirve como convalidación de la prueba de madurez para presentarme al nivel 3. Y es que como ahora va por Consellería es como un título académico. Ya no es como antes, que era sólo un título federativo. Así, una vez sacado el nivel 3, ya tengo completada la fase de todos los niveles que se exigen como entrenador.

Pepe: Por lo que cuentas, tu intención es claramente poder dedicarte de pleno a entrenar equipos de fútbol.

Sergio: Sí, sí, así es, el fútbol siempre ha sido y será mi vida, mi pasión, ojalá encima pudiera vivir del fútbol. Y nada, a ver si tengo esa suerte, y oye, eso sería maravilloso, ¿no?

Mario: Bueno, yo no tengo titulación todavía, pero me he apuntado este verano a Moncada para sacar el N1, en un curso express, y también me presento en junio a otro examen para dar inglés en academias; pero, claro, lo primero es lo primero, el curro y luego el fútbol, que comenzó como un hobby y poco a poco… Pero ahora, que ya tendré más tiempo, pues sí que pienso sacarme titulación para entrenar. Pero bueno, tengo curro y la verdad es que no me puedo quejar.

Pepe: Sí, y más en los tiempos que ahora corren. ¿Aún seguís jugando al fútbol?

Mario: Bueno, yo juego con la falla, de hecho hemos quedado campeones, hemos subido a 1ª B con la falla Plaza Maestro Arambul…

Pepe: Y antes de compartir aventura aquí, en el Valencia Femenino, ¿ya os conocíais?

Sergio: Sí, sí, nos conocíamos de jugar al fútbol entre nosotros…

Pepe: Entre vosotros, ¿pero como rivales o compañeros?

Mario: Como rivales. Ahora somos amigos, pero antiguamente teníamos muchos amigos en común, porque el hacía el módulo en jesuitas y yo estudiaba el bachiller, también en jesuitas.

Pepe: Y cuando en verano supisteis que ibais a coincidir en el banquillo, ¿qué pensasteis?

Mario: Yo lo tenía bastante claro, de hecho nos hemos enfrentado como entrenadores también, yo en el San José y Sergio con el Valencia, y cuando me llamó en agosto y me comentó la posibilidad de poder estar con él, vamos, me puse muy contento; además me dio todas las facilidades del mundo, porque yo entreno los lunes, miércoles y viernes con los chicos.

Pepe: Y vuestra filosofía, vuestra manera de entender el fútbol, ¿coincidís los dos?

Sergio: Sí, más o menos tenemos los dos la misma ideología futbolística, el mismo gusto.

Pepe: Cuando era joven se hablaba de los seguidores del juego defensivo de Clemente, en contraposición con el fútbol de toque más ofensivo de Valdano. En la actualidad, ¿os acercáis más al estilo de Guardiola o al de Mourinho?

Mario: Bueno, bueno [sonríen]. Nosotros somos Sergio y Mario.

Sergio: La verdad es que si tuviéramos que elegir un estilo de juego, sería una mezcla de los dos. Un poco del estilo de Pep de control y toque, y luego también un poco del estilo de Mou, más al contraataque. Sí es cierto que la metodología del club nos exige un poquito el jugar al contraataque, que es como juega el Valencia habitualmente.

Pepe: Quizás más rollo Cholo Simeone.

Mario: Sí, quizás. A nosotros nos gusta que nuestros equipos tengan las ideas muy claras, que sepan qué hacer cada momento en el campo.

Sergio: Y sobre todo intensidad. Este año sí se ha notado un puntito más, al menos eso nos han dicho desde arriba, que han mejorado muchísimo en intensidad. A las chicas, a diferencia de los chicos, les falta siempre algo de intensidad, y la verdad es que las chicas en este tema han mejorado bastante desde el principio de temporada.

Pepe: Vosotros, que entrenáis chicos y chicas, ¿qué diferencias principales observáis entre el fútbol masculino y femenino?

Sergio: Sí que hay algunas, la verdad. La coordinación en chicos es superior, la velocidad de juego. Los chicos suelen estar más coordinados y son más fuertes, claro. Sí se nota un poquito. Y luego, el tema vestuario.

Pepe: Que no podéis entrar todo lo que quisierais.

Sergio: Sí, la vida de vestuario. No poder entrar cuando te apetece, el impulso ese de entrar para corregir, motivar…

Partido en Villarreal. De izquierda a derecha, Mireia, Quilis, Marta, Lorena, Sonia, Paula, Enith, Viché, Natasha, Sandra y Carlota. Faltan Tania, lesionada, y Nerea, convocada por el fútbol 11.

Partido en Villarreal. De izquierda a derecha, Mireia, Quilis, Marta, Lorena, Sonia, Paula, Enith, Viché, Natasha, Sandra y Carlota. Faltan Tania, lesionada, y Nerea, convocada por el fútbol 11.

Mario: Realmente, ellas de todos modos lo ponen muy fácil también. La diferencia que veo con mi equipo de chicos que entreno, y tienen la misma edad, es la madurez. Ellas son mucho más maduras, es cierto que psicomotricidad no tienen tanta, intensidad no tienen tanta, pero son muy maduras. Cuando les explicas una cosa lo entienden a la perfección y te hacen mucho caso, más caso que los chicos.

Pepe: Son mujeres, los tíos a esa edad estamos todos medio alelados.

Mario: El caso es que el fútbol está hecho para hombres. ¡Está hecho! Pero no tiene nada que ver. Yo creo que esto va a cambiar a lo largo de los años. Las licencias de las chicas futbolistas van aumentando cada vez más. A ver si el fútbol femenino toma más impulso.

Pepe: Chicas que han jugado al fútbol siempre ha habido. A veces es más cosas de algunos padres que piensan que si tienen una niña futbolista puede resultar poco femenina. Ese tipo de padres deben superar ese pequeño tabú. Y hay niñas que juegan al fútbol y pueden lucir un vestido de la manera más femenina. No tiene nada que ver, es otro deporte más, como el baloncesto, por ejemplo. Pero creo que los padres y madres con niñas futbolistas sentimos un orgullo especial. Y además dejamos hacer a nuestras hijas lo que realmente prefieren hacer ellas como deporte, sin rollos raros.

Ambos: La verdad que sí. No tiene nada que ver.

Pepe: ¿Cómo valoráis vuestra relación desde el punto de vista humano con las chicas?

Sergio: No hay problemas. Tenemos buena relación con todo el grupo en general. Cogimos tres capitanas, una la elegimos nosotros y las otras dos las eligieron entre ellas mismas. Hay cercanía con ellas y gracias a ellas nos enteramos de lo que puede pasar en el resto del grupo. La relación entre jugadoras y cuerpo técnico es muy buena. Ellas nos han acogido a nosotros muy bien, igual que nosotros a ellas. Todos tiramos hacia la misma dirección, sabemos cuál es el camino, qué modelo de juego tenemos, el sistema, a qué jugamos, que es muy importante. Vamos, sobre todo, saber a qué se juega.

Pepe: Y con respecto al club, ¿habéis encontrado facilidades o habéis tenido momentos de discrepancia de criterio, normales en toda convivencia entre entrenadores y coordinadores?

Sergio: La verdad, no hay queja; nos ofrecen todo tipo de facilidades. Por decir algo, la única pega es que nos gustaría que los partidos fueran en la ciudad deportiva del Paterna, ellas estarían más motivadas, ellas verían de cerca el primer equipo femenino y también al B autonómico. Tendrían un referente, y esas ganas y motivación serían un puntito extra que tendría el equipo.

Pepe: Yo pienso que la plantilla es algo corta. Tenemos sólo tres cambios en posiciones de campo. Las lesiones como la de Mireia, o las enfermedades o la posibilidad de que alguna suba al E de fútbol 11, pueden afectar al equipo en cuanto al número de jugadoras disponibles. Eso sin contar el tema de los castigos por cuestiones académicas, que no quiero preguntar por no poneros en un compromiso. ¿Somos suficientes o deberíamos ser como mínimo una más en el equipo?

Mario: A mi entender no. Trabajo con una plantilla de 21 nanos en fútbol 11 y cada semana descartar 5 jugadores es muy complicado. Además se compenetran bien, compiten muy bien entre ellas.

Sergio: Yo discrepo con Mario [sonrisa de los dos]. Sí que considero la plantilla un poco corta. De hecho, lo comenté al principio de temporada con los coordinadores y les indiqué que 13 jugadoras, pudiendo inscribir 14, y siendo además que tenemos 3 porteras, pues que a lo mejor un refuerzo más sería interesante. No ha podido ser y no pasa nada. Lucharemos las 13 a muerte. Por ejemplo, con Quilis era consciente que iría combinando fútbol 8 y fútbol 11, estaba ya hablado con la jugadora y sus padres.

Pepe: Los padres confiábamos ahora en el mercado invernal con un fichaje. Lástima.

Sergio: Ja ja ja. No se ha podido hacer. Pero va a venir gente nueva a entrenar con el equipo. Entre el A y el B, pensando ya de cara a la próxima temporada, para ésta va a ser que no.

Pepe: Y el primer puesto en la clasificación ¿os pilla de sorpresa o pensáis que en verdad es merecido?

Sergio: La liga es una competición de regularidad y nosotros en 10 partidos hemos ganado 9 y perdido sólo 1. Hemos sido más regulares que el Levante. Nuestro juego no varía, es siempre el mismo.

Mario: El del Levante depende de con quién se enfrenta.

Sergio: Es verdad. Nosotros tenemos una metodología de juego, la respetamos y a nosotros nos va bien así.

Pepe: ¿El partido en casa del Levante será el decisivo? ¿O quizás también contra el Argel en Alicante?

Sergio: Todos los partidos son importantes. La otra jornada ya se vio con el Moncada, que sorprendió al Argel.

Mario: Hombre, si llegamos a casa del Levante en la situación actual sí que será el más importante. Pero hay que llegar así como estamos ahora. Igual, quién te dice que tú sigues ganando y ellos sí pinchan y el partido ya no es tan vital. Ya no tendría la misma importancia que ahora. El día del Villarreal ellas estaban muy pendientes del pinchazo del Levante, y les dijimos que no importaba el Levante, sino que ganásemos nosotros ese partido. Había que ganar ese partido y ponerse delante. Lo comprendieron y fueron muy valientes.

Pepe: ¿La derrota contra el Levante de la primer vuelta fue una derrota útil? ¿Ha enseñado algo ese partido referente a cómo se jugará el partido en Nazaret?

Sergio: Fue un partido raro. Con el cero a dos en contra no teníamos nada que perder y el equipo fue para arriba. Nos salió bien, nos pusimos uno a dos. Sandra tuvo la oportunidad de empatar el partido, y ya con el equipo volcado arriba, y faltando poco tiempo, en los ocho últimos minutos te meten tres goles y acaba el partido.

Mario: Fue muy duro para ellas. Fue difícil de entender para el equipo en ese momento. De hecho las caras de tristeza…

Pepe: ¿Vais a cambiar de táctica? ¿Hay algún plan nuevo a la vista?

[Se ríen los dos].

Sergio: Va a ir un poco encaminado, ummmm, no quisiera desvelar nada… El sistema será como cuando jugamos contra […] [aquí un servidor censura el final de la frase. Nunca se sabe quién puede estar delante del ordenador leyendo este artículo. Al enemigo ni agua. Pero todos sabemos muy bien lo que quieren planear]. Yo creo que este sistema podrá contrarrestar el estilo de juego del Levante. Confiemos que sí.

Pepe: Desde que empezó la temporada hasta ahora, ¿en qué notáis una evolución, una mejoría en el equipo?

Sergio: Hemos mejorado sobre todo en el buen trato de balón, ahora tienen menos miedo de quitarse el balón de encima, ya no quema el balón y queremos salir jugando. También se asocian muy bien, los movimientos de las jugadoras ofreciendo líneas de pase son muy buenos. En pretemporada yo veía muchísimas carencias en ese aspecto. No se ofrecían, no querían el balón, se lo quitaban a la primera; luego, a lo mejor una cogía la pelota y ya no la soltaba. Ahora, sin embargo, se ofrecen muchas más soluciones, se juega al fútbol, saben a lo que juegan. Y que un equipo sepa a lo que juega es fundamental. Si no van perdidas.

Pepe: En resumen, ahora comienzan a ser un equipo de verdad.

Mario: Y como trato de personas y unión de equipo también han mejorado mucho. Yo me acuerdo al principio, cuando entrábamos al vestuario a dar las primeras charlas siempre estaban sentadas las mismas juntas, en las mismas posiciones. Y sin decir que te tienes que juntar con ésta o con aquélla, con dinámicas de grupo hemos conseguido que todas acepten que son un equipo, que van a ganar como equipo, que van a perder también como equipo. Muy importante fue el día en que se perdió, pues aprendieron a perder como equipo. Y a la hora de entrenar todas, también lo hemos notado. Venían a entrenar y quizás al principio eran reacias a tomarlo con más seriedad.

Pepe: ¿Hay margen de mejora?

Sergio: Tácticamente, siempre se puede mejorar. Pero sobre todo en competir, tener picardía… Uno de los puntos que quiero mejorar es la picardía. El Levante la tiene y nosotros, que venimos de entrenar con chicos, lo notamos. Los chicos son más pícaros. Las chicas son mucho más nobles en general. Y es algo que queremos cambiar. No para que seamos un equipo sucio. Deben aprender a perder tiempo, jugar con el marcador, porque eso también forma parte del fútbol. Algunas lo hacen, pero no todas.

Mario: Y todo cuenta y suma. Todo vale, todo vale.

Pepe: Bueno, ahora quiero que hagáis una valoración individual de cada una de las jugadoras. Tú, Sergio, indica las virtudes y tú, por favor, Mario, lo que deberían intentar mejorar.

Mario: Ah, vale, a mí me toca la parte mala. Voy a echarme la gente en contra [entre risas].

Pepe: En efecto, Mario, tú serás el poli malo. Bueno empezamos con Enith, dorsal 1.

Sergio: Es toda una gata bajo palos. Es todo reflejos, todo agilidad. Es una portera que ni en chicos he podido disfrutar. Con ella este año estoy disfrutando muchísimo. Es muy plástica bajo palos. Lo tiene complicado Mario para sacar algún defecto.

Mario: Me toca encima decir algo negativo de Enith, que la conocía anteriormente, la he llevado en el cole. Mejorar, y es algo que he hablado con ella, el juego de pies.

Sergio: Mira, ahí estoy de acuerdo con Mario, el juego de pies… que le lleva a veces a tener algo de precipitación.

Pepe: La dorsal 2, Viché.

Sergio: Viché para mí es una niña a la que le veo mucha proyección. Es su primer año en el club y se ha amoldado perfectamente, tanto a las compañeras como al juego del equipo. Es todo velocidad, con buen regate y muy solidaria tanto defensiva como ofensivamente. Solidaria es la palabra que la define mejor.

Mario: Si tuviera que decir algo de Viché negativo es que no debería ser tan buena niña dentro del campo. Tiene grandes condiciones, como dice Sergio, pero, en ocasiones, con las rivales es demasiado buena. No tiene picardía. Ella sabe que es superior a su rival y la encara una vez y le sabe mal encarar otra vez por si la humilla.

Pepe: La número 3, Natasha.

Sergio: Natasha es una jugadora que al principio le ha costado muchísimo entrar y amoldarse. Sobre todo a nuestro modelo de juego. Ahora ya está entrando más y es una chica con mucha polivalencia, puede jugar en varias posiciones.

Mario: Y mejorar… Lo he hablado muchas veces con ella, me acerco a comentarle cosas por separado, creo que tiene que participar más en los diálogos del grupo, en integrarse con todas. Es por timidez, básicamente. Porque cuando se suelta… y si no… la segunda parte que hizo en Villarreal fue tremenda.

Pepe: Número 4 no tenemos, ¿hay alguna explicación?

Sergio: Nos lo habíamos reservado para otra jugadora, puesto que en defensa es uno de los puntos donde mas corta está la plantilla. La línea de atrás es justa. Guardé el número por si venía finalmente alguien de fuera o del B.

Pepe: Dorsal 5, Lorena.

Sergio: Lorena es la garra, la fuerza, es la leona jefa del equipo. Nosotros siempre decimos que ellas son unas leonas que cuando pierden el balón salen a cazarlo. No era central pero se ha amoldado muy bien. Tiene grandes cualidades para ese puesto. Le falta la toma de decisión de cuándo subir más arriba, elegir el momento adecuado.

Mario: Para jugar de central lo tiene todo, es zurda, es rápida. Y como defecto, si lo tiene, es que es una cabra loca entrenando: no puede parar, hoy mismo tiene una apuesta conmigo a que no habla en el entrenamiento. Si no lo cumple, pierde. A veces, le pierde su ímpetu de querer hacerlo todo…

Pepe: Ahora le toca a Marta, la 6.

Valencia Femenino F 8 B 2Sergio: Martita es la brújula del equipo. Sabe en qué momento realizar las cosas, sabe cuándo hacer una acción determinada. Es una pasada cómo lleva al equipo, cómo dirige, cómo mantiene la pelota. Es calidad y elegancia con el balón.

Mario: Antes de decir algo mejorable, me gustaría decir que si ves a Marta ves a Sergio jugar. Es el mismo estilo de jugador. Y algo que tenía Sergio, y de momento no tiene Marta, y es lo que ha de mejorar, es la toma de protagonismo en un partido: cuando las cosas se ponen mal, debe dar un paso adelante. Es la mejor con el balón en los pies del equipo, se debe cargar el equipo a la espalda, debe intentarlo aunque le salga mal. Pero es una jugadora que tiene tantas cosas positivas…

Pepe: Carlota, dorsal 7.

Sergio: Carlota es el desequilibrio, el descontrol…

Mario: El desequilibrio puro. Te puede romper tres veces en la misma jugada.

Sergio: Si, tanto te puede romper como se puede romper ella, pero siempre le salen las cosas, ella cuenta además de con su velocidad y desborde, con la suerte, a veces por su aparente descoordinación, que luego no es así. Es puro vértigo.

Mario: Carlota debe mejorar en saber cuándo tiene que encarar y cuándo debe entregar el balón, no regatear tanto. Es difícil eso en el fútbol, pero lo intentamos mejorar. Y el fuera de juego, que se despista. Pero está aprendiendo cuándo encarar, con espacios, y dar el balón cuando está cerrada.

Pepe: Paula, dorsal 8.

Sergio: Paula Ante es la fuerza, es súper explosiva. Es una jugadora que al principio veía en una determinada posición, más en banda, pero me he dado cuenta de que no, que tiene muchas cualidades para jugar arriba, hace movimientos muy buenos, es como Diego Costa, capaz de pelear con las defensas. Abre muchos huecos y da soluciones al equipo. Es muy luchadora y constante.

Mario: Por la posición donde juega debería ser más egoísta en ocasiones, porque hay situaciones del partido donde se ha ganado una jugada por lucha, por ir, por ir, por ir, y acaba errando por dar una solución de pase y no acabar ella la jugada.

Pepe: El dorsal 10 de Sandra.

Sergio: Sandra es la gran sacrificada, porque por el defecto de no tener defensas, se ha debido acoplar a una posición de lateral izquierda que no es la suya. Es una jugadora que tiene llegada, y como la ponemos por banda, no desdobla porque no es su posición natural de zurda y tiende a combinar por dentro para acabar disparando, ya que tiene buen chut.

Mario: Bueno, ahora que no nos ve nadie diré que Sandra es mi debilidad como futbolista. Tiene tantas cosas. Tiene conducción de fijación, sabe encarar un rival, velocidad, tiro, remate de cabeza, y ha aprendido que el equipo la necesita ahí y no se ha quejado nunca.

Pepe: El 10 es de Tania.

Sergio: Tania es muy regular, es una delantera que tiene gol, de hecho te asegura un gol por partido. Y va así, como sin pisar muy fuerte, menos vistosa porque no es una jugadora que destaque en el campo, pero sin embargo te asegura goles. Cuando pase al fútbol 11 no tendrá problemas y seguirá marcando, sin duda. Siempre es importante tener una jugadora así en tu equipo.

Mario: Lo hemos hablado muchísimas veces con ella, debe mejorar en los desmarques en profundidad para ser delantera. Si juega estática se convierte en muy previsible para las defensas. De hecho, estas tres últimas semanas juega con más profundidad, y se encuentra más cómoda, porque soluciona para ella y para el resto de compañeras.

Pepe: Nuestra 11, Mireia, pobreta, que ahora está lesionada.

Sergio: Mireita, pobreta, es la correcaminos del equipo, la motoreta. Se recorre la banda para arriba, para abajo, no para, defiende con todo, hace bien las ayudas defensivas y ofensivas, tiene carácter. Es un prototipo de lateral de la escuela del Valencia de los últimos años, bajitos, rápidos…

Mario: Bueno a la «bicho» le faltan pocas cosas. Sobre todo, pienso que confianza en lo que puede dar en un partido. Muchas veces encara y encara con miedo de perder la bola. Ella tiene algo muy bueno, que es la presión tras pérdida de balón, debería atreverse más a encarar, quizás sin miedo de perder la bola.

Pepe: Nerea, dorsal 13, dorsal típico de portera de fútbol.

Sergio: Ja ja ja. Nerea es la más alocada del equipo. Es otra gran portera, tiene mucha talla y da gran seguridad por arriba. Es una portera muy atrevida. Una cosa muy buena es que habla mucho en el campo, sabe mandar y hace muy bien de última jugadora; y el equipo, cuando está ella y jugamos muy arriba ―hace muy bien de libre―, se siente tranquilo porque sabe que está Nerea y va despejar.

Mario: Yo le digo muchas veces, si estás cansada no nos lo digas, es algo renegona. Y dice mucho «Uff, ¡qué pateo!». Sé que lo dice de broma, pero no lo tiene que decir. Está siempre de broma. Pero futbolísticamente, nada que objetar.

Pepe: Dorsal 22, la última de nuestras 3 porteras, Sonia.

Sergio: Sonia es una jugadora que ha mejorado mucho, le ha venido muy bien entrar en el Valencia por el trabajo específico de porteras que hace cada semana. De las tres porteras es la que más ha evolucionado, quizás porque tenía mas margen de mejora que las otras dos. Y con los pies va mejorando poco a poco, de hecho ha mejorado muchísimo a pesar de que aún sigue teniendo algo de miedo.

Mario: Yo le echo en falta más comunicación en el campo, algo que tiene Enith y que Nerea tiene en exceso y es muy bueno en un campo. A Sonia le falta más hablar, arengar al equipo. En resumen, mandar más, como debe mandar una portera.

Pepe: Bueno, y ya por último, el dorsal 23 de Quilis.

Sergio: Quilis, buah. Quilis es un portento físico, es el físico del equipo. Sabemos que cuando juega ella el equipo se siente hasta más seguro en el campo. Dicen: «Está este monstruo aquí, ya no nos van hacer daño». Y el equipo, cuando ella está, se atreve a intentar hacer más cosas. Tiene condiciones para jugar en varias posiciones, incluso detrás, ya que tiene más espacios.

Mario: Es como Yaya Touré, el prototipo de todocampista, es llegadora, estática no puede estar. Y debería mejorar en, quizás, pensar que es mejor jugadora de lo que ella cree. A veces se quita el balón de encima porque quiere acortar espacios, quiere golpear fuera del área. Es una jugadora que si se juntara para asociarse con gente de calidad, sería tremenda.

Pepe: Bueno, el año que viene para casi todas hay un paso importante. Jugar en fútbol 11. Un campo más grande, con posiciones diferentes, más recorrido, 30 minutos más de duración total en los partidos, rivales con una edad no limitada. ¿Pensáis que están capacitadas para este reto o las veis todavía un pelín verdes?

Sergio: Yo las veo muy capacitadas. Sabemos que sí, que es un salto muy grande, pero las estamos preparando para ello. De hecho, los entrenamientos que hacemos son muy intensos. Creo que son más intensos los entrenamientos que lo que pueden hacer en un partido. Y las estamos preparando, nuestro objetivo ya no es ganar la liga, nuestro objetivo primordial es que todas puedan pasar al fútbol 11 como un bloque.

Mario: Y también que sean competitivas. Respecto las posiciones, el año que viene diría por experiencia propia que cambian muchas cosas. Yo era jugador de banda en fútbol 7, y en fútbol 11, sin embargo, jugaba por dentro. Por físico, por las posiciones que disponga el entrenador, por las exigencias de la escuela donde estés, son múltiples factores.

Pepe: Bueno, muchas gracias, que ya es hora del entrenamiento.

Sergio: Pues sí…

Mario: Espero que haya salido esto…

Pepe: Yo también lo espero.

He intentado ser lo más fiel posible a lo que han dicho en la entrevista nuestros entrenadores. Cuando hablas con alguien hay gestos, sensaciones, formas de decir las cosas que en un papel son complicados de plasmar con palabras. La sensación que transmiten es que saben muy bien lo que quieren. Además, conocen perfectamente las virtudes y las carencias tanto del equipo como de cada una de las niñas individualmente. Hay que tener confianza en que los resultados, al final de la temporada, confirmen el buen trabajo que el equipo realiza en los entrenamientos.

Y al contrario de algunos padres, sin desdeñar el éxito deportivo, le dan prioridad, claramente, a los aspectos personales de cada una de las niñas, su relación con el grupo, así como evidentemente el aprendizaje en cómo jugar mejor al fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: