El combustible del odio

· Inicio, Oxígeno
Autores

Hay sentimientos que son más productivos que otros. El odio es casi una deflagración, con mucho combustible de muy poca calidad. Veneno, que dicen algunos. Para otros, el odio es un motor, pero un motor que se agota pronto:

A mí me hace avanzar el odio. Cuando la energía del odio se agote, no serviré para nada.

Sinsajo. Suzanne Collins. Molino. Barcelona, 2010. Página 342.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: