Un concepto interesante

· En la punta de la lengua, Inicio
Autores

En el atletismo popular existe un concepto interesante: todo el que acaba una prueba recibe su medalla.

Hace poco, en un corrillo de amigos uno de ellos comentó:

Finisher, un concepto muy interesante. Da igual cuándo y cómo termines. Sólo por acabar una carrera exigente ya mereces tu medalla.

Luego aclaró:

—Nosotros no competimos con nadie…. Bueno, con los amigos, sí. Nosotros competimos con nosotros mismos, con superarnos, con terminar la carrera. Nos basta saber que hemos terminado y llevarnos la medalla a casa.

El recuerdo, la medalla que acredita que completé la carrera.

El recuerdo, la medalla que acredita que completé la carrera.

En efecto, el concepto en sí es muy interesante, tanto que posiblemente sea el que haya hecho del atletismo algo tan popular. No obstante, y aunque los libros y las revistas especializadas no le hayan sabido encontrar un término mejor a finisher, existe ese concepto desde muy antiguo.

No hace falta que lo diga, basta con que nos remontemos a nuestro latín para recuperar algo que era nuestro (lo dicho, a pesar del periodismo actual, tan dado a copiar la lengua del imperio).

En nuestro castellano, una persona puede terminar, completar, cumplir, acabar, lograr, cerrar, concluir, consumar, rematar, zanjar, finalizar, coronar, redondear… una actividad (claro está, hay matices).

Sin abundar, a la acción y efecto de completar le decimos compleción.

Investigando un poco (yendo al diccionario), he visto que compleción viene del latín (completĭo, -ōnis). Entonces he querido ver si cumplir y completar tenían la misma raíz. De modo que de completar dice el diccionario que viene de completo, y éste de complētusparticipio pasado de complēre (terminar, completar). Cumplir (ejecutar, llevar a efecto) viene directamente del latín complēre, con lo que cerramos el círculo.

Es decir, complēre dio en el castellano las voces de la familia cumplir y completo. Y si seguimos esta familia en nuestro diccionario estamos abocados a hallar cumplidor, ra, que no sólo se refiere a la persona obsequiosa y urbana («Arturo es muy cumplidor»), sino a aquella que cumple algo o da su cumplimiento.

En fin, el término atlético es interesante, claro. Y si está bien expresado, mucho mejor.

Este hallazgo se lo debo al traductor de La cumbre de los dioses 1, Víctor Illera Kanaya, un manga muy interesante de Yumemakura Baku (guión) y Jiro Taniguch (dibujo). Ponent Mon. Rasquera, 2007. Página 200.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: