Nunca te rindas

· Inicio, Oxígeno
Autores

«Nunca te rindas». Te lo dice el doctor Hiromi Shinya, quien agrega:

Esto es totalmente cierto; la persona que se rinde primero, pierde. Si te rindes en cosas mentales, tu cuerpo envejecerá más rápido. Nunca te rindas. Ése es el secreto para vivir una vida larga y saludable.

La enzima prodigiosa. Hiromi Shinya. Aguilar. Madrid, 2013. Página 164.

Dicho esto, de forma aguerrida me gustaría agregar que no me rindo. Que sigo queriendo trabajar en cultura, en los libros, en la transmisión real del conocimiento. Y me explico:

Durante la lectura de este libro (no calibraré aquí ni sus bondades ni sus maldades, pues no soy médico ni nutricionista), he visto muchas oraciones construidas de un modo extraño, casi demasiado simple, o demasiado ajeno al castellano. Por ejemplo:

Muchas cosas que suceden en nuestro cuerpo son hechas por estas bacterias.

La enzima prodigiosa. Hiromi Shinya. Aguilar. Madrid, 2013. Página 176.

Detrás de esta oración, a mi modo de ver, se esconden dos pequeñas deducciones. La primera —aunque no lo puedo asegurar— es que no se ha debido traducir el texto directamente del japonés. La segunda, que en el original inglés esta frase seguramente estará escrita más o menos así: Many things that happen in our body are done by these bacteria. Evidentemente, si se ha traducido palabra por palabra, el texto es correcto, pero creo que existían otro tipo de soluciones:

Estas bacterias se encargan de que se den muchos de los procesos que ocurren en nuestro cuerpo.

Estas bacterias son responsables de muchas de las cosas que suceden en nuestro cuerpo.

O la simple:

Estas bacterias hacen que sucedan muchas cosas en nuestro cuerpo.

El problema de las construcciones gramaticales que nos presenta esta obra —incluso parte del origen de las críticas que ha recibido— puede residir en el empleo del lenguaje. Ya he dicho que ni soy médico ni nutricionista; pero, claro, si la expresión general del libro no parece científica, su contenido, a veces, también puede no parecerlo.

Ahora, como dicen que estamos enlazados como mucho a una distancia de siete niveles, me gustaría llegar a Aguilar, para poder trabajar para ellos como lector profesional y corrector de textos. Ya sabes, si acabas de leer esta entrada, te ha gustado y quieres ser mi primer nivel de transmisión, por favor, da un salto. Quizá en breve haya llegado hasta ellos.

2 comentarios

Comments RSS
  1. Mikel Iker

    Hola Yago, mientras leo tu texto, recordé una cita que me parece muy adecuada para este escrito, y que es una grandísima verdad. “Es muy difícil vencer a un hombre que nunca se rinde”, ojalá -y que sea pronto- vuelvas a trabajar en aquello que te gusta, te apasiona, te atrae. Estoy seguro que así será. Un abrazo. Mikel

    • yagogallach

      Sólo tengo una palabra para ti, amigo Mikel: “Amén”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: