Los ojos del hermano eterno

· Ajedrez, Inicio
Autores

Todo ajedrecista ha leído —o ha oído la recomendación de leer— Novela de ajedrez, de Stefan Zweig, una de las novelas más inquietantes que se han escrito sobre ajedrez (y hasta aquí quiero escribir, porque creo que es una obra que se debe leer, tanto si uno es aficionado al ajedrez como si no, pues la considero universal). Pero el gran Zweig no sólo escribió esa excelente novela, sino que su producción tocó varios registros, como las biografías, el teatro y el ensayo.

Hoy traigo a colación una obra delicada y sutil, Los ojos del hermano eterno, un texto breve, de una enorme carga espiritual, que narra la historia del guerrero Virata. En ella, el guerrero viaja (o esa es su pretensión) al mundo de lo virtuoso y lo justo.

—El Invisible me ha enviado una señal que mi corazón ha comprendido. Maté a mi hermano para que supiera que quien mata al hombre, mata al hermano. No puedo ser caudillo en la guerra, porque la espada entraña violencia y la violencia es enemiga de la justicia. Quien participa en el pecado de homicidio, también es homicida.

Los ojos del hermano eterno. Stefan Zweig. Acantilado. Barcelona, 2002. Página 18.

Según la Enciclopedia del estudiante: «Stefan Zweig (Viena, 1881 – Petrópolis, 1942) es un autor de una gran cantidad de obras narrativa de mucha calidad, que han sido muy leídas y traducidas a lo largo del siglo XX. Sus novelas cortas reflejan gran sensibilidad […]. Escribió también varios ensayos históricos […] y literarios, así como biografías de personajes y escritores ilustres (Balzac, Dostoievski, Dickens, Verlaine…)». Sobre él también dicen: «Perteneció a una adinerada familia judía. Trabajó como traductor literario y, a raíz de la Primera Guerra Mundial, fue un apasionado defensor del pacifismo. Vivió una temporada en Zúrich. En 1934, huyendo del nazismo, se exilió en el Reino Unido y más tarde en el Brasil, pasando por los Estados Unidos. Temeroso del triunfo alemán en la Segunda Guerra Mundial, y angustiado por la soledad, se suicidó.

En La pequeña historia del mundo (que ya revisamos aquí), Zweig es el último sabio que se presenta ante Sergio, para mostrarle la historia del siglo XX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: