Despedidas

· Inicio, Oxígeno, Pensamientos
Autores

Qué es lo que te gustaría decir, y a quién, antes de morir. Cómo te gustaría despedirte. Rodeado de quién (o de qué, si eres amante de las tecnologías, y, además, prefieres contar por Facebook o Twitter tus últimos segundos, rodeado de caritas, me gusta, etcétera a sentir el verdadero amor de tus seres queridos). Obviaré aquí una de las frases de Clint Eastwood que me llegaron a lo más hondo de mi corazón… No, no la voy a obviar.

¿Tu ordenador también te dice cuándo tienes que rascarte el culo?

Golpe de efecto. Frase que le dice el bueno de Clint a un jovenzuelo, amante de los avances tecnológicos, que está ejerciendo de cazatalentos deportivo gracias a un programa de estadísticas cruzadas, sin acudir siquiera a los campos a ver qué hacen los seleccionados, a ver cómo lanzan, cómo baten, cómo se mueven por el campo.

En fin, no quiero desviarme demasiado de lo que nos ha traído aquí. Ciertamente, nadie sabe o puede planear a la perfección su muerte, de modo que esta compleja, molesta e inusual pregunta que casi nadie (o casi nunca) nos planteamos, puede ayudarnos a comprendernos mejor, a que valoremos qué es lo que nos importa, qué es superfluo, a cuánto ruido le prestamos atención y cuán fácilmente nos olvidamos de lo nos interesa de verdad.

Nadie se ha despedido llorando de la geometría de Euclides o del sistema periódico de los átomos. Nadie se echa a llorar porque va a desconectado del ciberespacio¹ o de la tabla de multiplicar. Es del  mundo de lo que uno se despide, de la vida, del cuento. Y al mismo tiempo, uno se despide de una pequeña selección de seres queridos.

La joven de las naranjas. Jostein Gaarder. Siruela. Madrid, 2003. Página 127.

Dicho de otro modo.

Lo más importante de la vida, que es vuestro hijo, vuestra familia, vuestros seres queridos, vuestros padres… Nada lo habéis escogido con la razón.

Lo que os hará fracasar en la vida nunca es la razón. Lo que te hace fracasar en la vida,  ¿qué es?: la pérdida de un ser querido; la muerte del padre o la madre; si tu papá tiene alzhéimer; si tu hijo no estudia… Esto es lo que nos destroza la vida.

[…] Yo te puedo enseñar a llevar un Ipod […], pero la gente no fracasa por esto. La gente fracasa por que en un momento determinado pierde las ganas de vivir, pierde la ilusión, pierde las ganas de levantarse por la mañana […].

Emilio Duró, durante su más famosa conferencia, Optimismo e ilusión, difundida por la red.

1. En el libro aparece el término internet, anglicismo innecesario. A quien le interese, he aquí mi opinión sobre el absurdo complejo de inferioridad del hispanoparlante.

1 comentario

Comments RSS
  1. Dorren

    Muy bonito y muy cierto todo lo que dices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: