Si el problema es…, el problema no es…

· Pensamientos
Autores

Ya sé que debería haber estado más atento, más filoso, más despierto. Pero no. Me hallaba tumbado en el sofá, agotado, entre brumas, en una franja horaria en la que ya he dejado de ser persona y mi estado se parece más al de un vegetal (silencioso) que al de un depredador en busca de carnaza.

Con todo (y con mi libreta de andar por casa a mano), conseguí anotar una gran intervención de uno los personajes de la película que estábamos viendo (u oyendo):

«Si el problema es el anillo, el problema no es el anillo».

Contexto: Dos amigos. Conversación sobre una boda. Nivel socioeconómico: alto. Nivel de compromiso de la situación: alto. Nivel de compromiso con la relación… Surgen dudas. No sé qué hacer. ¿No la quieres? No es eso, es que…

Y entonces cae la sentencia: «Si el problema es el anillo, el problema no es el anillo», y te despiertas. Anotas, reflexionas (o no) y sigues oyendo la película (aunque no necesariamente escuchándola).

Nota:

No sé si hubo boda, si no la hubo ni para quién iba destinado ese anillo. Sólo, que el número de frasecicas de película es increíblemente alto. Después de esto, sólo me queda una reflexión más: no me extraña que Goyo Jiménez le haya conseguido extraer tanto jugo a sus monólogos con estas frasecicas de cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: