Veranicidio

· Oxígeno
Autores
Imagen tomada en San Sebastián, 2011.

Imagen tomada en San Sebastián, 2011.

Ring, ring, ring.

—¿Aló?

—Hola, Yaguetón.

—Hola, David. ¿Cómo va?

—Bien, bien… ¿Sabes, estos días estoy contigo al 300% en el asunto de los asesinos de cosas?

—Un buen porcentaje.

—Me toca las narices que en la radio y la televisión el 30 o el 31 de agosto ya digan que se ha acabado el verano. Aún quedan 20 bochornosos días. No entiendo esa manía de querer cargarse una estación y de hacer que dure sólo dos meses: julio y agosto.

—Ya es invierno en…

—Sí, parece que todo el mundo tenga prisa por cargarse cosas… De hecho, según todos los telediarios estamos ya en pleno otoño, todo el mundo trabaja…

—Todo el mundo que trabaja, trabaja…

—Como decía, todo el mundo trabaja y la entrada al colegio es ya, ahora mismo y los niños ya tienen que tener todo su material comprado, porque si no, pobre de ellos.

—Y de sus padres…

—Sí, y de sus padres…

—Por cierto, David…

—Por cierto, Yago…

—Dime, David…

—Nada. Que me encantan tus máximas.

—¿Cuáles?

—La de que un día sin leer es un día perdido. La de que todo día sin ejercicio es un día perdido. La de que un día sin escribir es un día perdido. La de que todo día sin amar es un día perdido…

—Bueno… Ésas son algunas de las mías, David, sólo algunas. También hay que reír todos los días…

—Pues eso, creo que yo también las puedo, y las quiero cumplir, incluso la de amar, porque yo quiero mucho a Ninette, la perra de mi madre, y nos abrazamos y nos revolcamos.

—Eso es amor canino.

—Sí, y como amor, es amar…

—Bueno, dejémonos de tonterías. Me voy, que me estoy meando que te cagas.

—¡Adiós!

Pi, pi, pi, pi, pi, pi.

—Quién era, papá.

—Un buen amigo, hijo, un muy buen amigo.

Esta entrada se la dedico a mi buen amigo David Gómez Álvarez, padre de la mayor parte de estas palabras.

1 comentario

Comments RSS
  1. Dorren

    Gracias por la dedicatoria, Yaguetón. Es una entrada entretenida. Me ha impactado mucho ver la palabra “padre” a continuación de una coma y mi nombre. ¿Seré padre algún día? Como están las cosas, todo apunta a que no, pero quién sabe. Creo que tener un hijo/a tiene que ser una de las cosas más increíbles que le pueda pasar a alguien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: