Planes improvisados

· Pensamientos
Autores
Crónicas vampíricas. Imagen tomada de http://www.vayatele.com/

Crónicas vampíricas. Imagen tomada de http://www.vayatele.com/

A mí, escuchar a alguien hablar de «previsión improvisada» o de «improvisar un plan» me resulta tremendamente gracioso y divertido.

Resulta que ayer, al llegar a casa, antes de dar y recibir un «Buenas tardes», me habló el televisor con uno de sus magníficos (e instructivos) diálogos:

Un vampiro (interior de una vivienda) se dirige a una vampiresa y le da, con seriedad, como si la cosa fuera a vida o muerte (y cito de forma textual) un consejo valiosísimo a la par que sabio:

Tú te quedas a improvisar un plan.

Solté una carcajada y me calcé las zapatillas de deporte. Vamos a ver, si improvisas no planeas, y si planeas, no improvisas. Porque improvisar es más o menos «hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación», y planear es casi justo lo contrario: hacer un plan, sacar conclusiones, estudiar y preparar una acción.

Uf, espero que con esos planes improvisados no mataran a la pobre vampiresa.

Ah, me dice mi hija: «¿Qué tendrá que ver la carcajada con las zapatillas de deporte?».

—¿Cómo que no? Cuando algo es tan rematadamente malo, como ese diálogo, es mejor huir de la televisión. Y lo más rápido posible, no sea que se te pegue la tontería.

1 comentario

Comments RSS
  1. Dorren

    Sí, es verdad. A veces oyes cosas por la tele que te dejan a cuadros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: