Archives for julio, 2013

Suma y sigue

Hace tiempo que muchas empresas se han subido al camión de las faltas de ortografía. Se supone que es más moderno, más joven, más rompedor. Y vende mucho más escribir zero que cero; zebra que cebra (aunque en este caso zebra sea una forma antigua, hoy en día alimentada antes por el inglés zebra, /sibra/ […]

Argumento de venta

El otro día en Lo uno y lo otro aseguraba que había varios modos de enfocar la venta de ideas, productos, etcétera: la falacia de lo nuevo y la falacia de siempre ha sido así (con sus caminos intermedios). Se me olvidó comentar que el argumento de venta más poderoso que existe es el miedo: a […]

Certezas

Desde niño he tenido muchas sensaciones de estar llamado a ciertas cosas¹ (y a otras, evidentemente, no²). No sabía explicarlo hasta que leí estas maravillosas palabras de Carl Jung: Desde el principio tuve una sensación de destino, como si mi vida me hubiera sido asignada por la suerte y tuviera que cumplirse o realizarse. Esto […]

Lo uno y lo otro

Hay dos enfoques clásicos para la venta de cualquier producto (sea éste un objeto, una idea, una costumbre…): la falacia de lo nuevo y la falacia del siempre ha sido así. El argumento de lo nuevo te obliga a levantarte de la cama y echar a correr. No sabes por qué, pero tienes unas prisas […]

La espontaneidad es un tesoro

La semana pasada, durante una cena, les estábamos contando a mis hijos que seguíamos vivos. Vivos después de un accidente de tráfico en el que dimos una vuelta de campana. A mi mujer se la llevaron en ambulancia, para curarle un pequeño corte (véase la previsión muy a la italiana), al que le terminaron poniendo […]

Eurovisión

Le estoy explicando a mis hijos cómo funciona más o menos el certamen de Eurovisión. Ciertamente, no lo seguimos mucho, por lo incomprensible de las votaciones, resultados y calidades de las músicas que allí desfilan, amén de que —esto ya es opinión— no entendemos muy bien por qué muchos representantes optan por no defender una […]

Entrenar y entrenarse

No es lo mismo peinar que peinarse, como no es lo mismo entrenar que entrenarse (error y confusiones frecuentes, como ya veremos): Juan es peluquero y se levanta todas las mañanas a las cinco. Como siempre, se toma un café, un zumo de naranja y un par de tostadas con aceite y sal. Luego se asea. […]

Lo quiero tocar todo

Las manos son uno de los modos más sencillos que tengo para alcanzarlo todo, para experimentar, para saber cómo son las cosas que veo. Todo lo que llama mi atención y está en mi radio de acción quiero tocarlo sin demora. ¿Qué es lo que veo? ¿Un objeto negro que me mira intensamente? ¿Que se […]

Muy a la italiana

Ayer, después del accidente que tuvimos (prefiero no narrarlo en estas líneas), vivimos una experiencia muy a la italiana. Resulta que la primera asistencia la recibimos de un cochazo deportivo, Porsche para más señas. Frenó y bajaron un hombre (al volante) y su mujer (ya sabéis que no iba al volante, porque los dos no pueden […]

Engañar estómagos

Las razones sobran la mayoría de las veces. Bla, bla, bla. Blablablá. Reblá. Requeteblablá. Reblablablá. Así se rebuzna para engañarnos. Charlot, en «La quimera del oro», se come una bota para tratar de engañar el hambre. Él nos explica en fotogramas que la prosperidad es una quimera si no puede comer todo el mundo. Imagen […]

El hombre de los paréntesis cortos

Un día, el hombre de los paréntesis cortos se peleó con el hombre de los paréntesis largos. Y ganó, porque tenía menos grasa acumulada en sus palabras.

Una broca en la corte del rey Bosch

Cuenta la leyenda que aquel que logre extraer Excalibur, la broca, será el nuevo Bosch, emperador de todas las paredes. Él, y sólo él, podrá poseer y reclamar todos los quesos ementales, gruyeres y similares (no es cuestión de ponerse aquí a hacer la lista de la compra). Todos los agujeros serán suyos (he de […]

Jeroglíficos

Aceptemos que antaño quienes cometían felonías cumplían condena haciendo trabajos forzados como picapedreros (y digo «aceptemos» porque no quiero abrir uno de mis famosos paréntesis cortos). Pues resulta que mi suegra pondría a todos aquellos que se dedican a escribir mensajes del tipo: «Ns vms mñn x mñn t prc bn ad+ vn rbk a las 9» […]

¿Con qué te mandan a ti?

«Déjame un día sin dormir y puedes mandarme a la guerra». Así, abiertamente, se expresó mi suegra el otro día. Nunca había reflexionado sobre este hecho, pero es cierto: cada uno tenemos algo —lo que sea— de lo que no podemos prescindir. Algo que, si nos falta, nos malhumora, nos agría, nos orinece. A unos […]