Temporalización para profesores que destrozan su idioma

· Pensamientos
Autores

Hace poco, muy poco, me tocó ayudar a mi mujer en la redacción de un trabajo.

Repasé el índice y me encontré con varias dudas. Una de ellas fue temporalización. Comentamos su uso, que ni existe ni suena bien en castellano, pero lo emplea el cuerpo docente de forma regular (es decir, son regulares hasta para esto). Ahora abro uno de mis paréntesis cortos: (Justo, he dicho comentamos y no debatimos; primero, porque comentar se aproxima más al hecho de intercambiar información con alguien y hacer comentarios sobre algo, concepto que debatir, que en latin viene a ser «altercar, contender, discutir, disputar sobre algo, y combatir y guerrear», no hace; segundo, porque yo no discuto. Las razones de que nunca discuta con nadie son simples: pierdo siempre).

Además de que temporalización no existe en nuestro idioma, esta palabra se aleja muy mucho de temporalizar, que, según nuestro diccionario, significa: «Convertir lo eterno o espiritual en temporal, o tratarlo como temporal».

Además de que temporalización no existe en nuestro idioma, esta palabra se aleja muy mucho de temporalizar, que, según nuestro diccionario, significa: «Convertir lo eterno o espiritual en temporal, o tratarlo como temporal».

A mi mujer le sugerí cambiar temporalización por calendario. Objetó que calendario significa calendario escolar (lo cual no es cierto, calendario es calendariocalendario escolar es calendario escolar). En segunda instancia, propuse calendario de trabajo, pero tampoco le gustó. Luego intenté con programa (o programa docente), y me dijo que limones, lo mismo que con agendaagenda de trabajo. Al final, me hizo claudicar con un argumento increíblemente básico (como hacen los padres con sus hijos o los profesores con sus alumnos): «¡Escribes temporalización y punto!». Sin más argumentos, y en contra de mi voluntad, he tenido que atentar contra mi idioma porque quienes se dedican a enseñar no saben hablarlo y los que saben cómo se debe escribir temen hacerlo bien. Una pena para todos.

Me resarciré acudiendo al Diccionario de la Real Academia:

calendario. 4. m. Distribución de determinadas actividades en distintas fechas a lo largo de un año. Calendario de trabajo, de actividades.

~ escolar. 1. m. El que fijan las autoridades académicas para regir las fiestas y días laborables en la enseñanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: