Tuvo una idea

· Oxígeno
Autores

Tuvo una ideaTuvo una idea, sólo una. Esperaba que al menos fuese buena, lo suficiente. Si consiguiese trenzar dos ideas seguidas, reflexionó, casi en voz alta… ¿Se puede reflexionar casi en voz alta? ¡Un momento! ¿Será posible? Oigo las palabras tan fuerte dentro de mí… Laten fuerte, muy fuerte, como si quisieran arrancar mi pecho.

Se detuvo, cambió de dirección y dio un salto, para subirse por las paredes. Eso es lo que tiene, me subo por las paredes… por lo menos no piso cacas de perro. Se detuvo un momento, para observar cómo se iban encendiendo las primeras luces de la ciudad. En fin, ya no queda mucho. Siguió avanzando entre los edificios, que le servían de agarre, de impulso, de trampolín.

Por una vez accedió a ella con humildad, golpeó suavemente la puerta y, a modo de disculpa, antes de quitarse su traje araña, la abrazó.

Este libro es un regalo de mi hermano Nacho, que cree con firmeza y pasión en mis superpoderes como escritor. Amén.

Este libro es un regalo de mi hermano Nacho, que cree con firmeza y pasión en mis superpoderes como escritor. Amén.

Éste es un ejercicio Sígueme el rollo, extraído de Saca el escritor que llevas dentro, de Iria López Tejeiro. No digo en qué consiste la propuesta porque creo firme y fielmente en mi lema (de vez en cuando todos creamos cosas nuevas):«Lo que apoyamos es lo que fomentamos». Creo que todos los que queramos que existan pensadoresteóricos prácticos de la literatura —gente que quiera ayudarnos a redactar mejor, a escribir con soltura, a que nos comamos el papel con una buena salsa de tinta (y soy el primero en levantar la mano)— deberíamos apoyar y fomentar esos proyectos. Claro, esto se hace extensible a todos los ámbitos de la vida: quien le gusta muchísimo la música debería plantearse qué hace para fomentarla, quien le gusta muchísimo el cine habría de hacerlo también. Y así hasta el infinito. De momento, he visto lamentarse a muchas personas por el declive de actividades que le apasionaban, o eso decían, pero que en la realidad más real no las estaban fomentando ni lo más mínimo.

Escribir bien (al menos intentarlo) cuesta mucho más de lo que parece. Si te ha gustado este artículo o te ha hecho pasar un buen rato, incluso si te ha movido a la reflexión o te ha enseñado algo; es más, si quieres apoyar este pequeño proyecto, puedes donar una pequeña cantidad pinchando sobre el botón «Donar». Como digo siempre, lo que apoyamos es lo que fomentamos (y viceversa).









Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: