María, jugar con (y de) cabeza

· Balompié
Autores

La entrevista de hoy es un tanto extraña, más que nada por la situación: aparte de que ya sólo contaba con tres opciones entrevistables (valga el neologismo), a saber: Alejandra, Olivia y María; en realidad todavía andaba más limitado, por la lesión de Alejandra y porque a Olivia se la había tragado el Mar de los Sargazos, eso o había volado en las duchas.
Sólo nos quedaba una opción. De modo que aviso a mi secretaria (valga el cargo):
―Leire, por favor, entra en el vestuario y pregúntale a María si le viene bien que le hagamos la entrevista.
A los pocos segundos recibo el parte:
―Dice que no tiene tiempo, que la están esperando.
―Dile que son sólo cinco minutejos de na, que no tenemos ni a Olivia ni a Alejandra…
La secre entra de nuevo en el vestuario y llega con un «Ha dicho que bien».
Por otro lado, la entrevista es extraña porque justo se le hizo a María, la jugadora que marcó el último gol del partido, la que deshizo el empate a favor del Valencia en el antepenúltimo partido de la jornada. Puntuar (y hacerlo bien) era importante para mantener las aspiraciones de terminar (o seguir) primeras en la liga, para mullir ese colchón de 3 puntos sobre las segundas…
El partido del sábado fue muy tenso (bronco incluso), sobre todo durante la segunda parte. Después del 2-2 (y que conste en acta que Laura lo dio todo, y se notó) el encuentro estaba abierto; el fuego, cruzado; el resultado, imprevisible… hasta el testarazo de María, que lanzó el balón dentro de la portería enemiga.
Como casi siempre, el del sábado fue un partido en el que el equipo jugó como lo que es, un equipo; pero volvamos con María:

María

María Olarte Alcalá
Equipo: Valencia Féminas C.F. B
Demarcación: Banda derecha
Dorsal: 2
Fecha de nacimiento: 24.02.2000
Lugar de nacimiento: Valencia
Estatura: uno sesenta…
Peso: 44
Talla de pie: 39
Lateralidad: Diestra
Botas: Adidas

―¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol?
―Cuando tenía 5 años.
―¿Qué te atrajo de él?
―Empecé a jugar con mi hermano desde muy pequeña y me gustó mucho porque era muy divertido.
―¿Qué es lo que más te gusta del fútbol?
―Los goles ―contesta rápidamente María, y lo hace entre risas.
―¿Como el que has metido hoy, por ejemplo?
―Sí ―continúa María alegre.
―¿Eres consciente de que has metido el gol que ha dado la victoria al equipo?
―Sí ―confirma María, para luego dar un matiz a su actuación―: pero, también, el gol que nos han metido… No lo he podido defender bien y por eso nos han marcado.
―¿Qué quitarías del fútbol?
―Las faltas ―contesta, pensativa.
―¿Las que te hacen o las que haces tú?
―¡¡Las que me hacen!!
―¿Qué te gusta más el fútbol 7 o el fútbol 8?
―El 8, porque hay más jugadoras y hay más opciones de juego, de pase…
―Si no fueras jugadora de banda, ¿en qué puesto te gustaría jugar?
―Delantera.
―¿Lo que aprendes en el fútbol lo puedes aplicar en tu día a día?
―Sí, porque aprendo que hay que hacer las cosas bien, que no hay que ser tramposa ni nada por el estilo. Que hay que jugar limpio.
―¿Qué haces para concentrarte durante los partidos?
―No ponerme nerviosa. Intentar jugar lo mejor posible sin fijarme en lo que dice la gente.
―¿Consigues no fijarte o los oyes?
―No. Los oigo.
―¿A quién oyes más?
―A los entrenadores del otro equipo ―eso es superoído, pienso. Esperaba que dijera que oye más a sus padres, a su hermano…
―Hasta la fecha ¿cuál es el momento más bonito de tu vida deportiva?
―¡Hoy! ―ríe María―. ¡Este gol!
―¿Juegas mejor con presión o sin ella?
―Sin presión.
―¿Por qué?
―Porque si no me presionan puedo jugar mejor. No sé…
―¿Te exiges mucho a ti misma?
―Intento exigirme, ¡pero no siempre lo consigo!
―Aparte del fútbol, ¿qué otras cosas te gustan?
―Nada, ¡el fúbol! ―y agrega―: No sé, el deporte en general.
―Ahora llega la pregunta del extraterrestre. Imagina que soy un alien que acaba de bajar de una nave espacial. Me pongo en comunicación contigo y te pregunto, ¿quién eres, qué eres, cómo eres?
―Hola, soy María. Tengo 13 años y me gusta mucho el fútbol. Estoy jugando en el Valencia. Mis padres son María y Vicente; y mi hermano es Vicente.
―O sea, María y María, y Vicente y Vicente.
―Sí…
―¿Cuando llaman por teléfono qué ocurre?
―Pues… ¿Está Vicente padre, está Vicente hijo?
―¿Y con María sucede lo mismo?
―¡Sí!
―¿Cómo crees que te ven tus amigos?
―Como una deportista.
―¿Qué es lo que más te gusta de ti misma?
―Pues que en el tiempo que estoy jugando al fútbol he conseguido mejorar. Y en los estudios también mejoro.
―¿Qué asignatura es la que más te gusta?
―¡¡Educación física!!
―¿Y qué es lo que menos te gusta de ti misma?
―No sé… Muchas cosas… La concentración, que no me suelo concentrar mucho.
―A todos, se nos dan mejor unas cosas que otras, ¿en el fútbol qué crees que se te da mejor?
―Los regates, supongo… Lo que pasa es que en el campo no lo demuestro.
―¿Qué tendrías que mejorar para ser una jugadora más completa?
―El control y el tiro.
―Ahora vamos a pedirte que te valores o te puntúes, como prefieras, en diferentes aspectos del fútbol. ¿Cómo te ves en el control del balón?
―¿De uno a diez?
―Por ejemplo…
―6.
―¿En el pase?
―7.
―¿En el juego de cabeza?
―8 ―contesta entre risas: ¡el gol de hoy ha sido de cabeza!
―¿En el regate?
―8.
―¿Conducción?
―8.
―¿Visión de juego?
―5.
―¿Tiro?
―7.
―¿En el juego defensivo?
―4.
―¿Cuánto das de ti en los entrenamientos?
―Intento darlo todo, pero no lo suelo conseguir.
―¿Y en los partidos?
―Me sucede lo mismo.

María y sus amigas del Valencia fútbol 8 A y B

María y sus amigas del Valencia fútbol 8 A y B

―¿Qué es lo que más te hace reír en este mundo?
―Los amigos.
―¿Y qué es lo que más te enfada?
―Las trampas.

Si fueras, serías…
Si fueras un color, serías… rojo.
Si fueras un animal… gato.
Si fueras una planta… rosa.
Si fueras una comida… pollo.
Si fueras música o canción… Call me maybe de Carly Rae Jepsen.
Si fueras un libro… Crepúsculo.
Si fueras un dibujo animado… Shin Chan.
Si fueras una película… Crepúsculo.
Si fueras una superheroína… Spiderwoman.
Si fueras un invento… el balón.
Si fueras un juego… el Monopoly.
Si fueras un juguete… un muñeco.
Si fueras un jugador de fútbol… Cristiano Ronaldo… ¿Por? Me parece que juega muy bien, tiene mucho regate, tiene tiro.

Escribir bien (al menos intentarlo) cuesta mucho más de lo que parece. Si te ha gustado este artículo o te ha hecho pasar un buen rato, incluso si te ha movido a la reflexión o te ha enseñado algo; es más, si quieres apoyar este pequeño proyecto, puedes donar una pequeña cantidad pinchando sobre el botón «Donar». Como digo siempre, lo que apoyamos es lo que fomentamos (y viceversa).









3 comentarios

Comments RSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: