¿Descarrillar?

· Pensamientos
Autores

Y una vez inmersos en esa crisis personal de la que hablábamos ayer, no hay que perder el rumbo, descarrilar, dejar el timón, soltar el volante… También, como ayer, hay quien lo cuenta mejor (y por eso readoro la literatura):

[…] no hay que dejar que la locomotora guíe al conductor.

La Silla del Águila. Carlos Fuentes. Alfaguara, 2003, página 253.

Lo dicho un millón de veces: quien lee, vive más (y mejor).

1 comentario

Comments RSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: