Isabel, la amiga protectora

· Balompié
Autores
Isabel y Lorena

Isabel Martín Montoro
Equipo: Valencia Féminas C.F. B
Demarcación: Lateral derecha
Dorsal: 5
Fecha de nacimiento: 25.09.2000
Lugar de nacimiento: Valencia
Estatura: Desconocida
Peso: Desconocido
Botas: Nike. «Muy feas, por cierto», indica Laura. «Me he comprado otras ―contesta―, pero las tengo en Italia».
Talla de pie: 41
Lateralidad: Diestra
Fotografía de Puri Lladró Amor
http://guajeni.blogspot.com.es/

Acaba de terminar el entrenamiento. Hace frío, es tarde, nuestras hijas, cansadas, deben ir a las duchas.
Leire se acerca al trote: «Papá, papá, hoy entrevistas a Isabel… Me ha dicho que le apetece». «¿Han venido sus padres?», acoto, porque necesito muchas veces para las introducciones ―para saber cómo es el universo de cada jugadora― algo de información relevante: anécdotas, curiosidades y otras menudencias… «No lo sé. Pregunta», responde mi hija, y desaparece rápidamente hacia los vestuarios, sacándome de mis pensamientos. «¿Han venido los padres de Isabel?», pregunto abiertamente ante el corro de padres. «No lo sé, pregúntale a Pepe». Me dirijo a un segundo corro de padres y ninguno de ellos conocen a los padres de Isabel. «En fin ―pienso―, qué se le va a hacer…» mientras se acercan Laura e Isabel, muy risueñas, hacia donde me encuentro.
La entrevista se me antoja complicada. Dos para uno, y es la primera vez que hablo con Isabel… Y Laura se muestra impaciente y cómplice.
Extraigo la grabadora de la chaqueta y mientras trato de encenderla veo que ésta no se enciende…

Isabel al balón

Fotografía de Puri Lladró Amor
http://guajeni.blogspot.com.es/

Isabel

Fotografía de Puri Lladró Amor
http://guajeni.blogspot.com.es/

―¡Vaya!, parece que me he quedado sin pilas…
―¿Sin pilas? ―indica Laura―. ¿Pero eso no es un móvil?
―No, es una grabadora ―aclaro.
―Parece un móvil…
―Más bien parece un ladrillo ―apunta Isabel, y se ríe.
―Podría ser un ladrillo ―convengo―, pero es una grabadora. Bueno, sí que parece que funciona. A ver… ―sigo sin más preámbulos―: ¿Cuándo empezaste a jugar al fútbol?
―Cuando tenía tres años ―Laura suele contestar rápido, y habla a un ritmo endiablado.
―¿Donde empezaste a jugar?
―En el Rocafort.
―¿Porqué empezaste?
―Porque ya había jugado con mi hermano, en el patio de casa, y desde pequeña siempre me había gustado jugar al fútbol. Me gustaba y le dije a mi padre que me quería apuntar a un equipo.
―¡¡Ya estoy aquí!! ―exclama Blanca, la hermana de Lucía, que juega en el A de fútbol 8 y quiere oír la entrevista. Isabel y Laura se ríen.
―¿Qué es lo que más te gusta del fútbol? ―prosigo.
―El juego en sí. Cuando metemos goles… Cuando anima el público…
―¿Qué es lo que eliminarías de este deporte?
―Las faltas ―indica Isabel. Y le repite a Laura, que ha aprovechado para hacer una mueca―: Las faltas.
―¿Las que cometes tú o…?
―¡Las que me cometen a mí! ―Y se ríe.
―¿Qué te gusta más, el fútbol 7 o el fútbol 8?
―El 8, porque tienes más tácticas para jugar. Se puede desplegar más calidad en el juego. Puedes abrirte más…
―Porque mola, tía, porque mola ―resume Laura.
―Sí ―confirma Isabel.
―¿De qué te gustaría jugar si no fueses defensa?
Y Laura, sin esperar ni un segundo, contesta:
―Delantera.
―Delantera ―asevera Isabel, y Laura estalla en una risa―. Delantera, antes jugaba en ese puesto. O jugadora de banda.
―¿Banda derecha?
―Sí.
―Acabásteis la primera vuelta siendo las primeras, y perdísteis el primer partido de la segunda vuelta…
―Yo no estaba ―aclara rápidamente Isabel―. A mí no me tiréis la culpa.
―Por supuesto que no, pero, ¿cómo andáis de ánimos?
―Yo bien, estoy contenta.
―Claro, porque ella no estaba jugando… Llovía mucho y esas cosas ―aclara Laura.
―Ya, pero llovía para ambos equipos, ¿no?
Aquí empiezan a reírse las tres: Blanca, Laura e Isabel.
―Estábamos en su campo ―se defiende Laura―: ¡Eso cuenta!
―¿Qué es lo que más te gusta fuera del fútbol? ―prosigo.
―Ver el Valencia.
―Pero fuera ya de jugar o ver el Valencia o ver otros equipos…
―El boxeo ―responde entre risas―. Sí. Me gusta escuchar música… ―Aquí Laura empieza a hacer aspavientos, para llamar su atención―: Salir con Laura… Y no sé, salir con mis amigos, ir al cine.
―¿Qué te enseña el fútbol que puedas volcar en tu vida?
―El respeto hacia un rival.
―¿Y al revés?
―¡Nada! ―responde entre risas.
―¿Cómo te ves en diferentes facetas del juego…? ¿Control del balón?
―Bien… Bueno, depende. Depende del momento.
―¿De qué momento?
―De como me venga.
―¿Regate?
―Bueno, bien.
―¿Pase?
―Bien.
―¿Conducción del balón?
―Regular ―contesta entre risas.
―¿Juego de cabeza?
―Mal.
―¿Y en disparo cómo te ves?
―Bien.
―¡Ohhhh! ¡Puñetazo en todo el estómago! ―dice otra jugadora. Ya no sé quién es, he perdido la cuenta.
―¿Dónde crees que destacas más? ―pregunto, retomando el hilo de la entrevista.
―En mi posición de ahora.
―Bueno, Laura no fue demasiado buena ante esta pregunta…
―No, no ―interviente la aludida―, ni yo ni ninguna, tranquila.
―Imagínate que soy un extraterrestre que acaba de descender de una nave espacial…
―¡Espera, que te ayudo! ―interrumpe Laura, y se pone detrás de mí y hace ver que me salen unas antenas no sé de dónde.
―¿Cómo te definirías, qué dirías de ti? Hola soy…
―Hola soy Isabel; me gusta el fútbol; soy del Valencia; tengo muy mala leche, o sea, mejor no me cabrees… Y ¡no sé qué decir! ¡Ah! ¡Que si tocas a mis amigos, me tocas a mí! Es decir, yo defiendo siempre a mis amigos. Vamos, que a mala leche no me gana nadie.
―Está demostrado, ¡eh! ―afirma Laura―. Está demostrado.
―¿Científicamente?
―¡Sí, sí, sí, sí! ―contestan las dos a la vez. Y prosigue Isabel―: En el laboratorio de su casa.
―Imagina que dentro de una semana va a salir un reportaje tuyo en un periódico local y que, para confeccionarlo, para saber más de ti, el periodista entrevista a tus padres, a tu hermano, a tus compañeros, a tus amigos… ¿Qué te gustaría que dijeran, o qué dirían de ti?
―En realidad, me gustaría que dijeran lo que ellas pensaran… No tendría que decirles yo qué tienen que contar sobre mí… Creo que dirían que soy muy simpática, que tengo mala leche, que soy muy sociable, que se ríen mucho conmigo… A ver, a mí me han dicho muchas veces que les gusta pasar el tiempo conmigo.
―¿Qué rasgos de carácter te gustan más en las personas?
―¿Físicamente…? ―no sé si Isabel me ha comprendido o si estaba más pendiente de lo que hacía Laura que de lo que yo le preguntaba.
―¡No!, rasgos de carácter.
―Qué sean simpáticas ―Laura vuelve a llamar su atención―, que sean como Laura, que no se metan con nadie, que no se busquen problemas, que sepan defenderse y que no molesten.
―¡Que no estorben! ―añade Laura entre risas.
―Si existiese la magia en el fútbol, ¿dónde la tendrías tú?
―A la hora de meter gol. Pararía el tiempo, chutaría y metería el balón dentro de la portería.
―Ahora va a venir la pregunta de si tuvieras un superpoder ―se anticipa Laura, pero no, eso no viene ahora, ya llegará la sección Si fueras, serías.
―¿Qué crees que te hace falta para ser una jugadora más completa?
―A la hora de cansarme menos.
―¿Más resistencia?
―Sí, eso.
―¡Fondo! ―agrega Laura.
―¿Y haces algo al respecto?
―Sí ―afirma entre risas―, cada vez bebo menos agua. Es que sin querer se la tiro a ella a la cabeza ―dice señalando a Laura, quien, riendo, contesta:
―Pero me ama, lo sabe…
―¿Qué es lo que más te divierte de la vida?
―Salir…
―¡Eh! ―exclama Laura, para, nuevamente, llamar su atención.
―La fiesta ―continúa Isabel―, escuchar rap, salir con Laura… Y no sé, a veces, cuando estoy ahí, retrasada, me pongo a hacer el tonto con ella, me gusta saltar, cantar, bailar ―termina de explicarnos, entre risas, mientras Laura no deja de asentir.
―¿Y qué es lo que más te enfada de la vida?
―Los chulos, los, los…
―¡Los canis, las chonis! ―continúa su secretaria…
―Sí ―corrobora Isabel―, los que van por ahí diciendo: «Te voy a reventar…», y luego son unos cagaos.
Pues eso.
―Pues eso.
―Bueno, ahora sí, Laura, Isabel tiene que contestar el Si fueras, serías…
¿Y lo del superpoder no está? ―pregunta Laura.
―Ahora lo veremos…

Si fueras, serías…
Si fueras una canción, qué canción serías… Sería Swan Fyahboy. «¿Quién?». ¿Te lo escribo en un papel?
Si fueras una comida… Pasta, los espaguetis. «Los macarrones de su padre, que están muy buenos», ratifica Laura.
Si fueras un animal… Un gato, no, un leopardo, que me gusta más.
Si fueras una planta… Un girasol. No, un cactus, que pincha… «Ah, ya decía yo», apunta Laura.
Si fueras un juguete… Un balón de fútbol.
Si fueras un juego… El fútbol.
Si fueras una superheroína… «Ahí, ahí», reclama Laura, e Isabel contesta: el Capitán América, pero en chica.
Si fueras un dibujo animado… No sé, ¡Los Simpson! «¡¡Yo también!!, ¡yo también lo dije!», se suma Laura.
Si fueras una película… ¡Laura, dime una! ¡Ah, no!, ¡Scary Movie!
Si fueras un invento… La invisibilidad, responde entre risas. 
Si fueras un color… Azul.
Si fueras un jugador… Valdés.

―¿Nos queda alguna pregunta? ―me digo en voz alta…
―¿Animal lo has dicho? ―pregunta Blanca.
―Sí, animal lo ha contestado.
―¿Cuál ha dicho? ―insiste Blanca.
―El leopardo ―contesta Laura.
―Todas dicen el mismo ―comenta Blanca.
―Yo no, yo dije un tigre ―indica Lucía, que se ha unido a la fiesta.
―Bueno, ya hay tres delfines ―les digo.
―Sí, uno es el mío ―expresa Laura.
―El tuyo, el de Carlota y el de Pilar. Isabel, creo que ya está…

Lo reconozco, en estos momentos estoy hecho un lío… el corro de jugadoras, de intervenciones, me ha superado. Al rescate llega Leire, que termina de salir del vestuario.
―Papá, he salido la primera. La primera de las que se duchan. He entrado la segunda, y he terminado la primera. ¿Qué hay de cenar?
―No lo sé, hija, pero creo que hoy me he ganado la cena yo.

Escribir bien (al menos intentarlo) cuesta mucho más de lo que parece. Si te ha gustado este artículo o te ha hecho pasar un buen rato, incluso si te ha movido a la reflexión o te ha enseñado algo; es más, si quieres apoyar este pequeño proyecto, puedes donar una pequeña cantidad pinchando sobre el botón «Donar». Como digo siempre, lo que apoyamos es lo que fomentamos (y viceversa).









4 comentarios

Comments RSS
  1. Leire

    ¡Qué chula!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: