Empate intenso

· Balompié
Autores

El sábado pasado llegó la hora de la verdad para nuestras chicas. De hecho, todos sabíamos a priori que éste era el partido que estábamos esperando y, en efecto, no nos defraudó. Fue rápido, tenso en todo momento, de poder a poder, con juego constante por las dos partes, con tiros al palo, y hubo unos contra unos en los dos sentidos.

Parecía más una final que un partido de liga. Y el resultado, un empate justo que nos dejó la sensación de haber cuajado un buen trabajo.

En cuanto al curso de los acontecimientos, hubo claramente dos partidos. En la primera parte tocábamos bien, pero no llegábamos a materializar (7 tiros a puerta por parte de las jugadoras del Villarreal por 2 de las nuestras). Una vez más, nuestra portera (Leire en este caso) salvó los muebles en el minuto 18 de la primera parte, en donde, como hemos comentado, sus extremas se nos escapaban con regates de calidad por las bandas. Fue en uno de ellos —y por la izquierda—, cuando se planta Ana (nº 20 del Villarreal) sola ante nuestra portera y dispara a bocajarro ante ella, que hace una parada para el recuerdo —quedará grabada en nuestra memoria, pues la cámara no logró recogerla— y salva a las nuestras de recibir el primer tanto.

Parece que las nuestras le vieron las orejas al lobo, y sólo dos minutos después —en el 20— Pilar (nuestra nº 6) se va de dos contrarias en el borde del área grande y con su pierna mala (la izquierda) lanza un tiro que se estrella en la base del poste, donde la portera del Villarreal no habría llegado (de hecho, ni se acercó). En el 22 hubo otra oportunidad de Pilar que tampoco se pudo materializar; y en el 29 una mano dentro del área del Villarreal no vista por el árbitro habría supuesto una pena máxima a nuestro favor (a escasos instantes de acabar la primera parte).

Al margen de esta jugada, el árbitro estuvo muy bien en todo momento. Es más, creo que fue uno de los mejores arbitrajes que se han podido ver en lo que llevamos de liga, aunque la hinchada del Villarreal increparon y pidieron en todo momento que pitara a su favor por que eran los de casa, según expresaban a voz en grito y como repitieron en varios momentos del partido. Mas el señor colegiado estuvo en su sitio, controló la situación y no permitió que se le marchase el partido.

La segunda parte tuvo otro cariz, pues las nuestras salieron a presionar desde el inicio para así lograr oportunidades en los minutos 7, 12 y 16. Entre ellas, destaca una clara de Eva (nuestra nº 9), que casi desde el medio campo —y viendo un poco adelantada a la portera del Villarreal, por cierto, muy buena— lanzó un balón que si no fuera por la estatura de la guardameta —metió la mano lo justo para que el balón saliese escupido por el larguero—, habría significado el primer gol para las nuestras.

El Villarreal dispuso de un par de ocasiones más —gracias a nuestros fallos en los pases y algún mal control en el medio del campo— que nos volvieron a complicar un poco el partido, ya que nuestras defensas no conseguían sacar los balones fuera del peligro local porque intentaban salir a base de pases y regates en corto —al borde del área grande— que ponían en peligro el marcador (no obstante, Lucía, portera en la segunda parte, y ya casi recuperada de sus dolores en la rodilla, se mantuvo firme y serena bajo los palos).

En los minutos finales se desató la furia, y fue entones cuando, en una jugada por la banda derecha (minuto 28 de la segunda), tuvimos nuestra oportunidad más clara. Laura (nuestra nº 3) se quedó sola ante la arquera en las inmediaciones del área pequeña tras un muy buen desmarque. En ésas, intentó partir en dos el balón con un tiro fuerte y duro y se le desvió el tiro por la izquierda de la portería del Villarreal (¡lástima!).

El empate fue justo —como comentaba al principio, por cómo se jugó—  y el punto que sumaron las nuestras de cara al siguiente «asalto»  a la próxima «cumbre» esperemos que se sepa aprovechar.

Desde aquí, damos las gracias a nuestras jugadoras por las ganas y el esfuerzo demostrados; a los entrenadores, por su dirección; y a los acompañantes porque están siempre al lado de las chicas.

Crónica: José Luis Torres

Ayudante de redacción: Yago Gallach Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: