Laura, las botas de la alegría

· Balompié
Autores
Fotografía de Puri Lladró Amor, de http://guajeni.blogspot.com.es/

Laura López Oiveira
Equipo: Valencia Féminas C.F. B
Demarcación: Delantera
Dorsal: 3
Fecha de nacimiento: 25.06.2000
Lugar de nacimiento: Valencia
Estatura: 1,63 cm
Peso: 57 kilos
Botas: Nike
Talla de pie: 39
Lateralidad: Diestra
Fotografía de Puri Lladró Amor, de http://guajeni.blogspot.com.es/

Sentimental, apasionada, independiente (para sus cosas), sincera y muy risueña, este caso —según su madre—, cuya camiseta lleva inscrita el número 3, es nuestra dicharachera y alegre Laura López.

Su risa —contagiada y contagiosa— brota a borbotones mientras hablamos. Por ejemplo, cuando le pregunto qué botas calza, me contesta: «Unas negras, muy feas» (y Lorena y Leire, al rescate, nos indican que son Nike). Y cuando nos cuenta su madre cómo iba a llamar a su perro, nace la primera confusión. «¿Entonces, cómo iba a llamarse?». «Como tú». «¿Yago?». «¡No!, Como tú. ¿No te he dicho que Laura es un caso?».

De hecho, para entender esta entrevista —y sus futuras implicaciones, de las que, aclaro, no me hago responsable— debemos situarnos en contexto: clave de humor. Laura acaba de salir del vestuario (de las últimas: seguro que se ha dilatado con las bromas), y está flanqueada por Lorena, Leire y su madre (todas expectantes: las primeras para ver qué tal se maneja su compañera ante la batería de preguntas, la última por aquello de que fue quien la trajo al mundo). Además de su natural inclinación hacia la risa (aprovecho para recalcar que la risa es el camino más corto entre dos personas¹), la entrevista se produce a escasos metros del entrenamiento de las jugadoras de Superliga. Balonazos, ruidos y voces externas se mezclan con nuestras palabras, de ahí que aparezcan momentos de confusión (que me resisto a eliminar). Además, he de confesar, entrevistar a las niñas es más difícil de lo que parece.

—¿Cómo llegaste al fútbol?
—¡Ay!
—¿Por qué te gusta?
—Pues sí —ella ha entendido Porque te gusta.
—¿Pero cómo?
—¿Cómo que cómo? ¿Comiendo lomo?
—¿Y por qué te gusta?
—Porque me gusta el deporte.
—¿Y quién te incitó a jugar?
—Mis hermanos —Laura es la segunda de cuatro hermanos, todos ellos jugadores de balompié, y sigue la estela del primero², ya en la Escuela del Valencia.
—¿Los niños van aceptando que haya chicas que jueguen mejor que ellos?
—En mi colegio, sí.
—¿Cuánto tiempo llevas jugando?
—Aquí, en el Valencia, un año. Y de pequeña jugué dos, creo.
—Dos o tres —añade Elvira, su madre, jugadora a su vez en el Duesseldorf alemán (entre los 7 y los 15 años), antes de venir a España «creo, que en el año en que murió Paquirri». «¿Cuántos años tenías?». «15». «¿Y naciste?». «En el 72». «Entonces, viniste a España en el 87». Aprovechando este inciso largo, cabe agregar aquí que su padre, Javier, también jugó al fútbol en el Rumbo.
—¿Qué es lo que más te gusta del fútbol?
—¡Todo!
—¿Y qué podríamos quitar, qué podríamos eliminar!
—¡El fuera de juego!
—¿Si no jugases de delantera, ¿en qué otro puesto te gustaría jugar?
—De defensa. ¿Pero cuántas preguntas hay?
—¡Hay un montón, eh! —agrega Lorena.
—¿Qué valores aprendes a través del fútbol?
—La deportividad.
—¿Fuera del fútbol, cuáles son tus intereses?
—¡La Blackberry! —afirma al primer golpe, pero rectifica con rapidez—: los estudios.
—Imagina que soy un extraterrestre que acaba de descender de una nave espacial…
—¡Hala! —exclama Lorena.
—Lo tienes que hacer un poco mejor que ellas —le indico, señalando a Leire y Lorena—, porque, de momento, la comunicación con los extraterrestres está siendo un poco escasa. Bien, ¿cómo te definirías?, ¿cómo te presentarías ante un extraterrestre?
—Hola, soy Laura López Oliveira. Me gusta el fútbol. Estudio en el Colegio Inmaculado Corazón de María y… espérate: me catean siempre.
—Entonces, ¿lo tuyo con los extraterrestres no evolucionaría mucho, no?
—No.
—¿Cómo crees que te ven tus amigas?
—Amigas, amigas tengo pocas; pero, yo que sé, las pocas que tengo son buenas. Me ven bien.
—¿Porque llevan las gafas limpias?
—¡Oye, a mí también me dijo eso! —interviene Lorena.
—Es que se me ocurrió contigo…
Pero volvamos con Laura:
—¿Cuánto das de ti en los entrenamientos?
—Muy poco. ¡No me gusta correr!
—¿Y en los partidos?
—Ahí más.
—¿Si pudieras decir un porcentaje, por ejemplo?
—¡El cincuenta por ciento!
—¿En los partidos?
—¡Sí! —afirman madre e hija al unísono.
—¿Sólo el cincuenta por ciento?
—Sí, es que no corro.
—¿En la práctica del fútbol dónde crees que destacas más?
—¿Cómo que en qué destaco?

Fotografía de Puri Lladró Amorhttp://guajeni.blogspot.com.es/

Fotografía de Puri Lladró Amor
http://guajeni.blogspot.com.es/

Y aquí, ayudada por Lorena (que lo tiene muy claro), sentencia:
—¡Ah!, meter cuerpo.
—¿Y qué crees que debes mejorar para ser una jugadora más completa?
—No chafar tanto a la gente, por ejemplo.
—¿Estás haciendo algo al respecto?
—Sí, ¡meter codos!
—Cómo te ves en las diferentes facetas del juego. ¿Tiro?
—Muy mal, se me van todos los balones.
—¿Conducción?
—Eso bien.
—¿Regate?
—Muy mal.
—¿Control?
—Regular.
—¿Pase?
—Regular.
—¿Juego de cabeza?
—Muy bien.
—¿Entrada y marcaje?
—Muy mal.
—¿Dónde crees que reside el éxito en el resultado que estáis teniendo?
—Bueno, a veces tenemos intensidad y jugamos bien.
—¿Os habéis acoplado bien entre todas, os entendéis bien?
—Sí.
—¿Cómo se vive el hecho de ir las primeras?
—¡Uh!, ¡madre mia! ¡Una ilusión! —toma aire y bromea— ¡A meter patadas a todo el mundo!
—¿Qué te hace reír más en el día a día?
—Mi madre.
—¡Sabía que lo iba a decir! —corrobora la aludida, uniéndose a la risa.
—¿Y quién te enfada más?
—¡Mi madre!
—¿Podrías decir algo positivo de ella?
—Sí…
—¿Por ejemplo?
—Es muy graciosa…
—¿Y alguna vez ha tenido razón cuando te ha reñido?
—¡Claro! Pero no lo admito… por quedar bien…

Si fueras, serías:
Si fueras una canción, qué canción serías… Melendi.
Si fueras una comida… Canelones.
Si fueras un animal… El delfín.
Si fueras una planta… El cactus.
Si fueras un juego… El fútbol.
Si fueras un juguete… El balón.
Si fueras un dibujo animado… Hommer.
Si fueras una superheroína… Paso palabra. Te la puedes inventar (agrega Leire). Elastic woman.
Si fueras una película… La habitación del niño.
Si fueras un libro… Los juegos del hambreBuen libro, por cierto.
Si fueras un invento… El coche.
Si fueras un color… Negro.
Si fueras un jugador… Messi.

1. La cita exacta es: «[…] la distancia más corta entre dos personas es la risa». ¿Qué se le puede pedir a la vida? Javier Urra. Aguilar, Madrid. Página 84.
2. Su hermano, Javier López, es el segundo que aparece en este vídeo (después de Soldado).

Escribir bien (al menos intentarlo) cuesta mucho más de lo que parece. Si te ha gustado este artículo o te ha hecho pasar un buen rato, incluso si te ha movido a la reflexión o te ha enseñado algo; es más, si quieres apoyar este pequeño proyecto, puedes donar una pequeña cantidad pinchando sobre el botón «Donar». Como digo siempre, lo que apoyamos es lo que fomentamos (y viceversa).









8 comentarios

Comments RSS
  1. Javi López Oliveira

    Soy el hermano de Laura, muy bonita la entrevista, jajajá. Si queréis una entrevista, preguntad por mí, jajajajajajá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: