Soñar sin presupuesto

· Pensamientos
Autores

CaracolDicen que soñar, respirar y hablar es gratis, y ha de ser cierto (hasta que alguien se le ocurra el modo de que no lo sea). De momento, todavía no hemos renunciado a esto. Tampoco hemos renegado ni de crear ni de vivir. Lo que me hace recordar que no debemos permitir que nos suceda como al personaje de Mendoza (El enredo de la bolsa y la vida. Eduardo Mendoza. Barcelona, 2012. Seix Barral, página 123), quien afirma: «[…] pero también a eso hube de renunciar porque gastar dinero no entraba en mi presupuesto».

Estas dos imágenes las obtuvimos, una de estas noches pasadas, mi hijo (Etién) y yo. Nos fuimos al campo, encendimos una vela y el cielo nos concedió su permiso para que dibujáramos sobre su superficie. Una cámara armada de paciencia¹ y una vela armada de luz dejaron (ésta) y capturaron (aquélla) un efímero rastro luminoso. El primero fue un caracol nocturno, al que le siguió un magnífico 6 y 4, es decir un «con un seis y un cuatro obtengo la cara de tu retrato».

6 y 4

1. Una exposición de 30 segundos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: